LA JORNADA
México, D.F. .- Actualmente, en México los internautas bajan o descargan más de 50 millones de canciones por semana usando las redes de intercambio P2P; más de 17 millones de éstas se realizan en cibercafés.
"En el primer semestre de 2007, el total de ventas digitales alcanzó más de 6 millones de descargas de música, superando cinco veces el volumen registrado durante el mismo periodo de 2006, año en que comenzó a desarrollarse el mercado de la música digital en el país", expresó el director general de la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Amprofon), Fernando Hernández.

La Amprofon y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) informaron los avances del convenio de colaboración en contra de la piratería y el intercambio ilegal de música vía Internet, firmado el 25 de mayo pasado.

De mayo a la fecha, agregó, se visitaron 510 cibercafés de la Zona Metropolitana de la ciudad de México, cuyos resultados harán a la industria musical presentar en breve 30 demandas de carácter civil contra ese tipo de establecimientos, para inhibir tales prácticas.

Hay que recordar que la P2P es una red que no tiene clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan simultáneamente como clientes y como servidores de los demás nodos de la red.

El director general del IMPI, Jorge Amigo Castañeda, dijo que la mayoría de los dueños o encargados de los cibercafés no tenían conocimiento de que realizaban una actividad ilícita. "Tan es así que ahora un buen número de estos negocios ya trabajan legalmente. Se distribuyeron guías para proteger la música en esos sitios, empresas, gobiernos y entidades educativas, así como para padres de familia.

"Al principio fuimos criticados por ir a los cibercafés, pues se decía que ahí no radicaba el problema. Claro que el problema también son las casas y las oficinas. Empezamos por los cibercafés, que representan más de 17 millones de canciones por semana. Si eso se multiplica por 52 semanas del año, la cifra es espectacular. Es un dólar por canción.

"En 2007 se han intercambiado 2 mil 620 millones de canciones y 185 millones de videos. El uso de cibercafés es común para descargarlas. Diariamente, 2.5 millones de canciones y videos se descargan ilegalmente en cibercafés de todo el país."

Fernando Hernández retomó la palabra: "Efectivamente, le dimos al centro del problema de la piratería por Internet, que son aquellos jóvenes con poco poder adquisitivo que tienen que acudir a un establecimiento a hacer sus tareas, pero vemos que lo que hacen es violar la ley autoral.

"Estamos logrando una actitud preventiva, pues ahora la mayoría de los cibercafés en el Distrito Federal ya tienen unos carteles en los que se prohíbe bajar música en forma ilegal. La industria sufrió una pérdida, el pasado año, de 50 por ciento de empleos. Hace menos de cinco años, tenía más de 7 mil puntos de venta en el país, que daban entre cuatro y cinco puestos de trabajo, lo que significa que se han perdido alrededor de 35 mil empleos.

"Dos de las principales disqueras tienen menos de cien personas en su base laboral. Sin embargo, México sigue siendo exportador de talento musical. En el Distrito Federal hay unos 2 mil 500 cibercafés y en la República unos 20 mil.

"Este programa se extenderá a otros estados, empezando por Jalisco y Nuevo León. Nuestra política no es inducir miedo, sino educar. Hacemos campaña en las universidades.

"Los jóvenes deben comprender que se han dejado de pagar impuestos y que se está perdiendo la cultura musical. Los jóvenes con recursos económicos tampoco respetan la ley y bajan música porque tienen acceso a la banda ancha y a Internet en sus casas", agregó.

Inhibir conductas violatorias, uno de los logros

La directora divisional de Protección a la Propiedad Intelectual, Gilda González, expuso que regresarán a los sitios donde se detectó oposición.

Amigo añadió que la gran mayoría de los cibercafés realizan actividades de descarga ilegales. "Ya hemos logrado inhibir conductas violatorias de los derechos de autor. Sobre lo que procedería en el caso de usuarios particulares y domicilios es promover acciones civiles, demandas de indemnización por daños y perjuicios."