El Universal
"Vamos a ver si es cierto", dijo el jefe de Gobierno del Distrito Federal sobre el pago del rescate de un niño de 12 años durante la marcha contra la inseguridad del sábado pasado
México, D.F. .- El jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, dijo el día de ayer desconocer si durante la marcha Iluminemos México, del sábado pasado, tuvo lugar el pago del rescate de un menor de edad secuestrado.

Luego de que se diera a conocer que mientras miles de personas protestaban contra la inseguridad tenía lugar la entrega de 70 mil pesos para recuperar al pequeño de 12 años, que fue privado de la libertad la tarde del 28 de agosto, el mandatario local dijo no saber si se presentó denuncia por este hecho, del que primero "vamos a ver si es cierto".

El pasado sábado, mientras miles de personas marchaban por las calles de la zona centro de la Ciudad de México para demandar a las autoridades acciones en contra de la delincuencia, una familia pagó el rescate para recuperar a su hijo que había sido secuestrado.

La señora Laura Martínez confirmó que para liberar a su hijo de 12 años, los secuestradores le pidieron a su esposo que acudiera a la marcha Iluminemos México celebrada el pasado 30 de agosto a las 18:00 horas.

De acuerdo con el testimonio de Martínez, ofrecido a W Radio, los presuntos delincuentes solicitaron al padre de la víctima que esperara en el Angel de la Independencia a las 17:00 horas, de donde le pidieron que marchara a la Glorieta de Colón.

"Me lo traían de un lado para otro, y ahí fue donde le dijeron que fuera al edificio de la Comisión Federal de Electricidad, colgaron, volvieron a llamar diciendo que no, que mejor se fuera a la calle de Roma y Berlín, ahí había un puesto de periódicos, que ahí dejara el dinero en una bolsa negra de plástico y obedecimos lo que ellos pidieron.

"A los pocos minutos de dejar la bolsa aparece un Pointer color arena con los vidrios completamente polarizados, no se veía nada, baja de él un muchachito, joven él, bajó rápidamente y agarra la bolsa, se sube corriendo al carro, se marchan y 100 metros más adelanto bajaron a mi niño", relató.