Foto: Vanguardia/Archivo
Sin Embargo
Ahora, paleontólogos descubrieron una nueva especie de titanosaurio que vivió en la Tierra durante el Cretácico temprano, hace alrededor de 100 millones de años, y destacó por su tamaño descomunal
México, DF. El aumento en la excavación de dinosaurios de China en las últimas dos décadas ha enriquecido el registro de saurópodos titanosauriformes asiáticos. Sin embargo, las relaciones de estos saurópodos siguen siendo polémicas, y giran en torno a unos pocos grupos taxonómicos bien conservados.

Ahora, paleontólogos descubrieron una nueva especie de titanosaurio que vivió en la Tierra durante el Cretácico temprano, hace alrededor de 100 millones de años, y destacó por su tamaño descomunal.

El individuo, cuyos fósiles fueron encontrados en la provincia china de Gansu, fue denominado Yongjinglong datangi, dio a conocer un estudio publicado en la revista PLoS One.

El dinosaurio encontrado era un espécimen aún joven y sin desarrollar completamente, y medía aproximadamente 18 metros. Por tal motivo, los especialistas suponen que el tamaño como adulto de esta especie podría haber sido mucho mayor, lo cual lo pone en la lista de los animales más grandes en la historia de la Tierra.

Los paleontólogos encontraron en el nuevo dinosaurio características anatómicas de sus huesos que tienen cierta semejanza con otro Titanosaurio de China, el Euhelopus zdanskyi, sin embargo los expertos pudieron identificar una serie de características únicas.

De acuerdo con la publicación científica, este ejemplar recién descubierto se caracteriza por una combinación única de caracteres, dentro de las cuales se incluyen siete autapomorfías.

La escápula (del Yongjinglong datangi) era muy larga, de casi dos metros, con lados que eran casi paralelos, a diferencia de muchos otros titanosaurios con un arco escapular hacia el exterior, dijo Liguo Li de la Universidad de Pennsylvania, quien además es la autora principal del artículo que dio a conocer el descubrimiento.

Los fósiles de Yongjinglong datangi ya habían sido encontrados desde 2008, pero hasta ahora no se sabía a quién pertenecían. Entre los hallazgos figuran dientes, algunas costillas, varias vértebras, escápula y coracoides. Hace poco, científicos de China y Pensilvania publicaron los detalles de los huesos y cómo supuestamente podrían haber encajado en el antiguo reptil.

Los titanosaurus eran una especie de dinosauros herbívoros del infraorden de los seudópodos pertinentes al período Cretácico (hace entre aproximadamente 145 y 65 millones de años). Se encontraron sus huesos por primera vez en 1877 en Estados Unidos, y a partir de entonces los paleontólogos han encontrado restos de esta especie por casi todo el mundo.

El hallazgo, por su parte, ayuda a clarificar las relaciones entre varias especies de saurópodos que se han encontrado en las últimas décadas en China y en otros lugares del mundo. Por otra parte, en el caso del Yongjinglong sus características lo colocan entre los más derivados o evolutivamente avanzados de los titanosaurios descubiertos hasta ahora en Asia.

Hasta hace muy poco, la Unión Americana fue el epicentro de la diversidad de los dinosaurios. Sin embargo, China superó a EU en 2007, en términos de especies encontradas. Este último descubrimiento fue hecho en la Cuenca Lanzhou-Minhe al sudeste de la provincia china de Gansu, a una hora en coche de la capital de la provincia, Lanzhou. Así mismo, otros dos titanosaurios de la misma época (Huanghetitan liujiaxiaensis y Daxiatitan binglingi) fueron descubiertos en la última década en un valle localizado a un kilómetro de donde se encontraron los fósiles Yongjinglong.