Los habitantes lo usaron para escapar de los romanos
Un equipo de arqueólogos ha descubierto en Jerusalén un túnel de 70 metros que data de la época de Cristo, anunció este domingo el Departamento Israelí de Antigüedades.

El túnel fue utilizado por los habitantes de Jerusalén para huir de la ciudad durante el asedio romano en el año 70 de la era cristiana, aunque en realidad se trataba, según uno de sus descubridores, el arqueólogo Ell Shukrun, "del principal túnel que servía para drenar el agua en la época antigua y se cruza con la principal calle de la ciudad.

"El túnel se encuentra en excelente estado de conservación y fue descubierto por casualidad, hace dos semanas, durante una excavación en la ciudad de David", el casco antiguo de la capital israelí, en lo que actualmente es el barrio palestino de Silban, explicó el arqueólogo Shukrun.

En algunos tramos el túnel tiene tres metros de altura, está consolidado por piedras perfectamente alineadas y su longitud va desde la piscina de Shilo hasta unos 10 metros al oeste del Muro de las Lamentaciones, último vestigio del templo judío destruido por los romanos en el año 70.

En el túnel se han encontrado monedas, lámparas de aceite y fragmentos de vasijas de la época romana.

Según el historiador judío Flavio Josefo, que vivió en el siglo 1 de la era cristiana, el túnel sirvió a los habitantes de Jerusalén para huir o esconderse durante el asedio romano.

"Lo importante de este hallazgo es que nos permitirá aumentar nuestros conocimientos sobre la vida cotidiana de la Jerusalén de aquella época", indicó el arqueólogo.