Washington, EU.- La pena de muerte, criticada por organismos de defensa de los derechos humanos nacionales e internacionales, se ha cobrado la vida en Estados Unidos de 1.100 convictos desde que fue restablecida en 1976.
La primera ejecución judicial de la que se tiene noticia en EU fue la del capitán George Kendall, ajusticiado por los británicos en 1608 acusado de espionaje.

En 1968 se produjo una moratoria de diez años para su aplicación y en 1972 el Tribunal Supremo de los EE.UU. decidió por cinco votos contra cuatro, que la forma arbitraria en que se aplicaba constituía una violación de la Constitución.

Sin embargo, en 1976 el mismo tribunal restableció la pena capital al dictaminar por siete votos contra dos su constitucionalidad en caso de homicidio. Desde ese año y hasta mayo de 2008 han sido ejecutados 1.100 presos.

La ejecución más reciente es la William Earl Lynd, ejecutado en Georgia el 6 de mayo de 2008.

Fue la primera ejecución desde que en septiembre de 2007 el Supremo accedió considerar los casos de dos condenados en el estado de Kentucky que alegaron que el método de castigo, la inyección letal, era cruel e inhumano y, por lo tanto, anticonstitucional.

La pena de muerte está en vigor en 36 de los 50 estados de la Unión. No se aplica en Alaska, Dakota del Norte, Hawai, Iowa, Maine, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Islands, Virginia Occidental, Vermont, Wisconsin y el Distrito de Columbia.

El método más habitual para llevar a cabo las ejecuciones es la inyección letal, aplicada en 35 estados de los 50 estados. Nebraska aún mantiene la electrocución como método de castigo.

Tras una moratoria que duraba desde 1963, el Gobierno Federal se sumó en junio de 2001 a los países en la aplicación de la pena capital, con las ejecuciones del terrorista Timothy McVeigh y del narcotraficante Raúl Garza.

Los siguientes fueron los principales acontecimientos vinculados a la pena de muerte desde que fuera restablecida en EE.UU. en 1976.



1977: Un pelotón de fusilamiento en Utah ejecuta a Gary Gilmore poniendo fin a una moratoria de 10 años. Oklahoma se convierte en el primer estado que adopta la inyección letal.

1982: Ejecutan a Charles Brooks, en Texas y se convierte en el primero que recibe una inyección letal.

1984: Velma Barfield, en Carolina del Norte, es la primera mujer ejecutada desde 1976.

1986: El Tribunal Supremo de EE.UU. prohíbe la ejecución de personas consideradas mentalmente incapacitadas.

1994: El presidente Bill Clinton promulga una ley que castiga con la pena de muerte una serie de delitos federales.

1995: La Cámara de Representantes aprueba limitar a un año las apelaciones a sentencias de muerte.

1999: Son ejecutadas 98 personas en EU, el número más alto desde 1951.

2000: Una encuesta muestra que la pena de muerte cuenta con el respaldo de un 66 por ciento de la población, su nivel más bajo de aprobación en 19 años.

2001: Ejecutan a Timothy McVeigh por el atentado perpetrado en 1995 contra un edificio federal en Oklahoma City en el que murieron 168 personas. Ese mismo año ejecutan Juan Raúl Garza, elsegundo desde 1963 por un crimen federal.

2003: El gobernador de Illinois otorga su clemencia a 167 condenados a muerte por considerar que muchas de las condenas en ese estado fueron aplicadas de forma errónea.

2005: Carolina del Norte aplica el castigo a Kenneth Lee Boyd, el ejecutado número 1.000 desde 1976.

2007: El Tribunal Supremo accede en septiembre de ese año a considerar el caso de dos condenados a muerte que alegan que la inyección letal es un método cruel e inhumano. En ese año fueron ejecutados 42 asesinos, el número más bajo desde 1994 cuando el castigo fue aplicado a 31 convictos.

2008: El Supremo dictamina en abril que la inyección letal es un método aceptable constitucionalmente lo que pone fin a una moratoria en la pena de muerte. El asesino William Earl Lynd es ejecutado en Georgia convirtiéndose en el asesino número 1.100 desde 1976 y el primero desde que se puso fin a la moratoria.