NOTIMEX
El propietario de la firma DMG, David Murcia Guzmán, quien fue detenido el año pasado tras ser acusado de estafar a miles de colombianos mediante el sistema piramidal, confesó hoy que quiere ser presidente de Colombia.
Murcia, quien en las próximas horas será extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por lavado de activos, dijo que mantiene la ilusión de ser gobernante de Colombia, una vez que se aclare su situación legal.

Quiero ser presidente de este país, ya veremos. Que tál que Dios me permita seguir vivir unos tantos añitos y me permita ser presidente de este país, declaró el empresario a la emisora Caracol.

Murcia, acusado de captar en forma ilegal más de 480 millones de dólares, advirtió que contará toda la verdad en Estados Unidos sobre los nexos de políticos con su empresa y reiteró su inocencia frente a las acusaciones que lo ligan con la mafia y el paramilitarismo.

Afirmó que las autoridades colombianas lo involucraron con el narcotráfico para justificar el cierre de su empresa, el año pasado, pero eso nunca se me ha comprobado, porque no existen evidencias.

Negó que haya abierto una cuenta en Estados Unidos para lavar dos millones de dólares de los cárteles de la droga, una de las razones por las cuales la justicia estadunidense lo pidió en extradición.

El gobierno colombiano ordenó intervenir en 2008 la empresa de Murcia, tras acusarlo de captar de manera ilegal dinero del público y servir de fachada del narcotráfico para legalizar sus fortunas.

El empresario, detenido en la cárcel de la localidad andina de Cómbita, aseguró que en el juicio que se le realizará en Estados Unidos, demostrará su inocencia, lo que le permitirá incursionar en la política.

DMG llegó a tener sucursales en Panamá, Venezuela y Ecuador y planeaba expandirse a otros países de la región.