José Reyes
Saltillo, Coah.- Octavio Orellana Wiarco, fiscal especial de la PGR para la Atención de Delitos contra Periodistas, admitió que el peligro de la profesión reporteril en México está relacionado con la amenaza del crimen organizado.
Sin embargo, el funcionario federal descalificó las cifras de la asociación Reporteros sin Frontera, que estableció que México es en el mundo el segundo país más peligroso para los reporteros, después de Irak.

Orellana Wiarco estuvo ayer en Saltillo para presentar su libro Derecho Procesal Fiscal: Guía de Estudio, en la Facultad de Jurisprudencia de la UAdeC.

Cabe señalar que en su informe de México, la agrupación establece en su sitio de Internet que con nueve periodistas asesinados y tres desaparecidos, el país (México) arrastra el peor balance del continente y se coloca detrás de Irak, por el número de profesionales de los medios de comunicación muertos en 2006.

"La metodología que ellos llevan para establecer que es el segundo lugar creemos que no es la que reúne los requisitos que debe tener una metodología", expresó.

Orellana Wiarco manifestó que la fiscalía que dirige reconoce sólo 11 periodistas desaparecidos durante todo el sexenio foxista y lo que va de Felipe Calderón.

Sin embargo, aceptó que cifras anteriores al sexenio foxista y proporcionadas por organismos ciudadanos mencionan que 30 periodistas han perdido la vida en el país.

Entre esos 11, en Coahuila el único caso reportado es el de Rafael Ortiz, de El Zócalo, de Monclova.

"Lo lamentable es que se pierde una vida, eso sí, pero calificar a México como el segundo país (más peligroso) creo que no es lo correcto".