<span></span>Notimex
Moscú, Rusia.- Rusia recordó hoy el triunfo de 1945 sobre los nazis con una parada militar, la primera desde la caída de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), en una aparente demostración de fuerza del nuevo presidente Dmitri Medvedev.
Los tanques, misiles y soldados del Ejército ruso salieron a las calles de Moscú, en un desfile que hizo recordar la época soviética y a la que acudieron como invitados especiales los sobrevivientes de la llamada Guerra Patria, que culminó con la derrota nazi.

"Nuestro ejército se hace cada vez más fuerte, lo mismo que Rusia", afirmó Medvedev, quien sin embargo pareció aclarar que con el desfile no trata de amenazar a otras naciones, pues condenó las intromisiones de países en asuntos que no les competen.

"La historia de las guerras mundiales muestra que los conflictos armados no se originan por sí mismos. Son instigados por aquellos cuyas ambiciones están por encima de los intereses de países y continentes, encima de los intereses de millones de personas", dijo.

En lo que la prensa internacional interpretó como una referencia a Estados Unidos por su influencia en las ex repúblicas soviéticas, el mandatario advirtió que "no es posible ignorar las normas de la ley internacional, sin la que es posible tener una vida segura y un orden mundial justo", dijo.

La parada militar se desarrollo en un ambiente festivo y fue esperada con emoción por los sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial, quienes lucieron sus uniformes y armas originales empleados durante su lucha contra la invasión nazi.

El desfile se realiza apenas dos días después de la toma de posesión de Medvedev como presidente, quien estuvo acompañado en la tribuna central por el ex mandatario y ahora primer ministro Vladimir Putin, reportó la agencia rusa de noticias Itar-Tass.

El nuevo gobernante hizo un recorrido a bordo de un automóvil y recibió los honores militares en la Plaza Roja de Moscú, donde se encuentra el Mausoleo de Lenin, símbolo del comunismo.