Arturo Estrada
De acuerdo con la información del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y el Nadbank, Aguas de Saltillo ocupa el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a eficiencia administrativa.
Esto a pesar de que el sistema local está lejos de las tarifas más altas que se aplican en el país.

Lo anterior lo expuso el gerente de Agsal, Rogério Koehn durante su intervención en la Primera Convención Nacional de Informática para Organismos de Agua que se organizó en Saltillo.

El primer lugar nacional de eficiencia administrativa lo ostenta Ensenada, Baja California, quien también se destaca por cobrar la tarifa más alta del país en promedio de 12.50 pesos por metro cúbico.

El segundo puesto lo tiene Monterrey, Nuevo León, cuya tarifa ronda los 7 pesos por metro cúbico.

En tanto Saltillo, que se ubica en el límite justo entre la autosuficiencia y el superávit, tiene una tarifa promedio de 5 pesos por metro cúbico.

Kohen destacó la importancia de mejorar la eficiencia de la red, a fin de permitir ahorros y reducir la extracción, para dejar de sobreexplotar los acuíferos; sobre todo en la parte norte y continental de México.

En un comparativo entre Aguas de Saltillo y el Sistema Municipal de Agua Potable de Torreón se denotan diferencias muy marcadas en eficiencia y tarifas a favor de la empresa paramunicipal saltillense.

De acuerdo con indicadores de gestión, Agsal atiende a 172 mil 314 usuarios, mientras que Simas-Torreón da servicio a 168 mil 393 usuarios, lo que hace apenas una diferencia superior del 2 por ciento de Aguas de Saltillo.
Sin embargo, Agsal atiende casi al mismo número de usuarios que Simas-Torreón con el 46 por ciento menos de trabajadores, lo que representa menor nómina y gasto. Torreón tiene 709 empleados por 383 de Saltillo.

Agsal tiene las tarifas más bajas para el grueso de los usuarios, pues quienes consumen de 0 a 10 metros cúbicos de agua mensualmente pagan 34.08 pesos, mientras que los usuarios de Torreón pagan 60.70 pesos, es decir 78 por ciento más.