Notimex
Madrid.- El ex presidente de España, José María Aznar, resaltó que como lo ha demostrado el rey Juan Carlos de Borbón, 'América es el mayor honor y la mayor responsabilidad de España', y subrayó la importancia de las Cumbres Iberoamericanas.
En un artículo de opinión publicado por el diario español El Mundo, el ex mandatario resaltó que hace tres décadas, al recuperar la democracia, uno de los mayores aciertos de España fue definir como objetivo político prioritario revitalizar a Iberoamérica.

Iberoamérica -dijo- no tenía una 'expresión política visible al comienzo de nuestra transición y en los primeros años de la democracia. Los españoles debemos a su majestad el rey Juan Carlos haber sabido liderar (...) la transición de la dictadura a la democracia'.

Agregó que una España que recuperaba la normalidad como nación democrática tenía que recobrar también su dimensión americana.

'América es el mayor honor y la mayor responsabilidad de España, dijo en su día don José Ortega y Gasset, don Juan Carlos ha hecho de la máxima orteguiana uno de los pilares de su reinado', subrayó.

Señaló que todos los gobiernos de la democracia española, con independencia de su signo político, han tenido el acierto político de mantener el fortalecimiento de la Comunidad Iberoamericana como prioridad absoluta en la política exterior.

Destacó también la actividad del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, que ha recorrido varias veces los países de Iberomérica, y que ha asistido a las tomas de posesión de los presidentes democráticamente elegidos en la región.

'Todo esto no quiere decir más que los españoles somos europeos y americanos, como dijo una vez el rey ante el Parlamento de Bolivia, en expresión que evoca literariamente aquella de la Constitución de Cádiz que hacia mención a los españoles de ambos hemisferios'.

Aznar destacó la importancia de las Cumbres Iberoamericanas, sin mencionar la recién celebrada en Chile, donde el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le llamó fascista, lo que ocasionó un desencuentro con el jefe de gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el rey.

Recordó que fue en 1991 cuando en un impulso conjunto con México se celebró en Guadalajara, Jalisco, la primera cumbre que desde entonces se han celebrado ya 17 y un sin fin de reuniones de todo tipo que han fortalecido los lazos de la comunidad iberoamericana.

'Las cumbres han sido objeto de cuidado especial por todos los gobiernos de España. Su tarea ha culminado sin duda en una realidad que se ha ido desarrollando cotidianamente'.

El ex mandatario agregó que 'si la Europa unida ha sido un éxito basado en la razón política y administrativa, el proceso impulsado por la razón histórica y los lazos humanos son los que explican la comunidad iberoamericana, que debe ir a más, en interés de todos sus miembros'.

Afirmó que en 2010, año de la conmemoración de los bicentenarios de la independencia, 'será una oportunidad inmejorable, para con generosidad y altura de miras, dar un nuevo impulso a nuestra comunidad'.

Apuntó que a partir de su experiencia de ocho años al frente del gobierno, así como de las valiosas opiniones e impresiones de primera mano que obtiene de su presencia continuada en Iberoamérica, 'mi opinión es que existen motivos fundados de preocupación'.

'Y que en determinados ámbitos se han producido retrocesos. Considero, en consecuencia, que en el momento actual es imprescindible que España dé un nuevo impulso a la revitalización de la comunidad iberoamericana' y renueve el acuerdo de apostar por esa región.

A juicio de Aznar, 'todos tenemos mucho que ganar. Debemos cuidarla (la relación), atenderla, mejorar y trabajar incesantemente en recuperar el terreno perdido y prevenir nuevos riesgos'.

'Creo que esa debe ser la tarea de los gobernantes, que deben trabajar con seriedad, sentido histórico, responsabilidad y visión de futuro', resaltó.