Santillana del Mar, España.- El novelista y dramaturgo mexicano Hugo Hiriart destacó hoy la capacidad del escritor Héctor Aguilar Camín para tratar de "abarcar y hacer inteligible" el momento que le ha tocado vivir, y "esa pasión justifica y llena de sentido" su vida.
Hiriart repasó hoy la trayectoria vital y literaria de Aguilar Camín en la cuarta edición del ciclo "Lecciones y maestros", organizado por la Fundación Santillana y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en la localidad de Santillana del Mar (Cantabria, norte de España).

Estos encuentros literarios han tenido hoy como protagonista a Aguilar Camín, destacado novelista, periodista y ensayista mexicano, en tanto que mañana se centrarán en la figura de Rosa Montero y el miércoles lo harán en la de Manuel Vicent.

Cada uno de los protagonistas de estas jornadas es presentado por un experto en su obra, y hoy fue Hugo Hiriart, que también es ensayista, filósofo, guionista y artista plástico, quien se encargó de explorar "los caminos que se cruzan en Héctor Aguilar", que, por orden de aparición, son la historia, el periodismo y la política.

"Del tironeo entre los tres va a brotar el arte literario de este artista", afirmó Hiriart, quién se preguntó por qué Aguilar Camín dejó de escribir libros de historia tras "La frontera nómada", su primera obra, "un estudio sobre los triunfadores de la Revolución mexicana".

Hiriart, autor de obras como "El agua grande" y "Los dientes eran el piano", cree que la respuesta está en que ni la historia ni el periodismo son capaces de "penetrar hasta la realidad interna de las personas", mientras que la novela sí puede hacerlo.

Y fue por esa razón por la que Aguilar Camín abandonó la historia para dedicarse a la novela, género en el que ha firmado títulos tan importantes como "Morir en el Golfo", que "detonó como cañonazo en el predecible y tedioso medio editorial mexicano".

Como "en México lo único que estremece el cándido corazón de las masas, quitando el fútbol, es la política", el libro fue "un triunfo de público y crítica", dado que "navega muy ceñido al viento de la política".

En las obras de Aguilar Camín, prosiguió el presentador, no hace acto de aparición "la maldad tenebrosa", y no porque el autor de "El error de la luna" no sienta fascinación por el mal, algo que atrae a todo escritor.

En sus novelas "se percibe una maldad acechante, escondida, difusa, una perversidad y una vileza política, social, pero secreta", aseguró Hiriart.

El conductor del acto también se detuvo en la novela "La Guerra de Galio", "uno de los momentos más felices" de la trayectoria del protagonista de la jornada, y en "Un soplo en el río", una obra "perfectamente unificada", un aspecto que resaltó porque la unidad "es quizá el valor más difícil de alcanzar en la novela".

El interés por la vida política constituye "una especie de obsesión" en Aguilar Camín, que "desahoga" esa obsesión en la conversación, el periodismo, la novela "y en sus amplios y penetrantes libros de política", afirmó Hiriart, quien también elogió la faceta periodística del escritor mexicano, que la practica "con singular acierto".