Israel Rodríguez/La Jornada
Informes de la SHCP revelan que al cierre del tercer trimestre de 2009 (último dato oficial disponible) la deuda neta del sector público ascendió a 3 billones 2 mil 489 millones de pesos. De este monto, 82.1 por ciento está constituido por deuda interna y el 17.9 por ciento restante por deuda externa.
México, D.F..- El gobierno federal destinará en el próximo año unos 300 mil millones de pesos para cubrir exclusivamente el pago de intereses y comisiones de la deuda pública presupuestaria. Este monto es similar al del llamado "boquete" de las finanzas públicas, argumento que se utilizó para elevar impuestos y crear otros.

Así, al cierre de 2010, cuando se cumpla el cuarto año de gestión de la administración del presidente Felipe Calderón, se habrán destinado un billón 81 mil millones de pesos sólo para cubrir los intereses y las comisiones de la deuda neta del sector público, que incluye la del gobierno, organismos y empresas, y la de la banca de desarrollo.

El monto pagado por el servicio de la deuda pública en la actual administración es prácticamente equivalente al presupuesto conjunto aprobado para la gestión 2010 para Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el cual asciende a un billón 13 mil 838 millones de pesos.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), "en ocasiones pasadas los aumentos en impuestos se empleaban para cubrir el servicio de la deuda externa y salían del país. En esta ocasión el incremento en los ingresos públicos se inyectará en la economía y se reflejará directamente como un aumento en la demanda interna".

Informes de la SHCP revelan que al cierre del tercer trimestre de 2009 (último dato oficial disponible) la deuda neta del sector público ascendió a 3 billones 2 mil 489 millones de pesos. De este monto, 82.1 por ciento está constituido por deuda interna y el 17.9 por ciento restante por deuda externa.

En términos comparativos el saldo de la deuda del gobierno federal como proporción del producto interno bruto (PIB) se ubicó en 24.6 por ciento, cifra mayor 1.2 puntos porcentuales respecto a la del cierre de 2008.

De acuerdo con el dictamen de la comisión de presupuesto y cuenta pública respecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2010, el costo de la deuda pública y las erogaciones para los programas de apoyo a deudores y ahorradores de la banca será de 300 mil 900 millones de pesos, equivalente a 2.4 por ciento del PIB. Del total, 49 mil 200 millones de pesos corresponden a organismos y empresas como Pemex y la CFE, y 251 mil 700 millones al gobierno federal.

Las autoridades reiteraron que el déficit en las finanzas públicas es de alrededor de 300 mil millones de pesos, por lo que se aprobó un aumento en las obligaciones tributarias para compensar en parte el "boquete" financiero.

Los Criterios Generales de Política Económica dan cuenta de que en 2007, primer año de la administración, el costo financiero de la deuda gubernamental ascendió a 253.1 mil millones de pesos; en 2008 fue de 245.1 mil millones; en 2009 de 282.4 mil millones, y para 2010 será de 300 mil millones de pesos.