El Universal
Tabasco.- El gobierno anunció hoy que destinará 469.3 millones de pesos (unos 43 millones de dólares) para reparar las carreteras dañadas en el sureño estado de Tabasco, que hace cuatro semanas sufrió severas inundaciones en el 70 por ciento de su territorio, que dejaron más de un millón de damnificados.
El secretario de Comunicaciones, Luis Téllez, recorrió hoy algunas carreteras afectadas por las inundaciones, que fueron provocadas por intensas lluvias del 24 al 30 de octubre, desfogue de presas, desbordamiento de ríos y un fenómeno de pleamar que provocó un tapón natural que impidió la salida de agua al mar.

Téllez detalló que la reparación de las carreteras federales requiere un monto estimado inicial de 383.4 millones de pesos, además de 85.9 millones para obras en los caminos rurales afectados.

Por ello, el gobierno federal asignará 469.3 millones de pesos para la atención de la red carretera federal en Tabasco.

Los principales daños ocurridos fueron en 262,7 kilómetros de la red federal, 26 tramos y ocho puentes, mientras que en la red rural resultaron afectados 105.4 kilómetros, cuatro caminos rurales y 36 puentes, de acuerdo con un diagnóstico presentado por Téllez.

En algunas de estas redes fue interrumpido el paso de todo tipo de vehículos durante varios días hasta que el agua retornó a los cauces de los ríos.

Por otro lado, el diagnóstico señala que el sistema ferroviario de la zona resultó también afectado en varios tramos, particularmente los que comunican a Tabasco con el estado vecino de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

El estudio señala que para la reconstrucción de las zonas afectadas y la reanudación de las actividades productivas "se identificaron proyectos que suman mil 302 millones de pesos (119 millones de dólares)", que consisten en dos programas ferroviarios estratégicos y la modernización del aeropuerto de Palenque (Chiapas) .

En cuanto a los puertos, los principales daños a la infraestructura marítimo-portuaria en Tabasco se ubicaron en los canales de navegación de los puertos de Dos Bocas y Frontera, especialmente este último, situado en las proximidades de la desembocadura del Río Grijalva.

También la infraestructura de telecomunicaciones fue severamente dañada, por lo que el Gobierno federal se coordinó con las empresas privadas para restablecer los servicios en este sector.

La empresa Teléfonos de México cuenta con alrededor de 13 mil líneas instaladas en Villahermosa, capital de Tabasco, y al 1 y 2 de noviembre sólo 40 mil estaban en servicio debido a la falta de suministro eléctrico.

"Al día de hoy se ha restablecido el servicio de 125 mil líneas", señala el diagnóstico, que también da detalles de las operaciones afectadas en telefonía celular.