El jefe de la policía metropolitana, Osvaldo Chamorro, fue destituido de su cargo acusado de haber espiado a la presidenta Cristina Fernández, a legisladores y otros funcionarios, anunció el martes el jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri.
El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, anunció en una rueda de prensa que Macri, quien se encuentra en España, tomó la decisión pero precisó que el jefe policial no cometió un delito, sino un acto poco ético al investigar el patrimonio de algunos políticos, usando para ello un programa informático de acceso público.

No es ilegal y no es espionaje porque es información pública. Pero cuanto menos no es ético``, señaló el ministro de Macri, quien es uno de los principales opositores políticos de Cristina Fernández.

Chamorro ocupaba el cargo de subjefe de la policía pero en realidad actuaba como titular de la fuerza después de que su antecesor, Jorge Palacios, renunciara hace unos meses. La fuerza policial capitalina no ha entrado en funcionamiento todavía.

Un juez federal investiga si Chamorro espió al jefe de gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, a legisladores capitalinos, a la presidenta y a su marido y antecesor Néstor Kirchner.

Al parecer, los nombres de todos ellos fueron encontrados en una computadora secuestrada en la agencia de seguridad de Palacios, quien hace un tiempo también fue salpicado por un escándalo de escuchas ilegales.

En la computadora confiscada por la justicia había una carpeta bajo el nombre de `Osvaldo`, que todo estaría indicando correspondería al señor Osvaldo Chamorro, explicó el juez federal Norberto Oyarbide a periodistas.

La carpeta contenía pedidos de informes a la empresa Nosis sobre el patrimonio de los investigados. Nosis permite efectuar consultas sobre personas jurídicas y físicas de la Argentina. El juez precisó que ha pedido la ayuda de la Secretaría de Inteligencia del Estado para confirmar si Fernández y su marido fueron víctimas de algún tipo de espionaje.

Quiero transmitir a toda la comunidad que este tema es altamente delicado``, dijo.
El hallazgo de la computadora que compromete a Chamorro se dio en el marco de la investigación que lleva Oyarbide sobre la intervención telefónica a empresarios que habría llevado a cabo un ex policía y ex empleado del gobierno capitalino.

El ministro Montenegro estará a cargo de la fuerza policial hasta que el 10 de diciembre asuma el actual diputado nacional Eugenio Burzaco.

El funcionario ratificó la puesta en marcha de la nueva fuerza de seguridad, cuya creación ha sido motivo de discusión con el gobierno nacional, ya que Macri considera que este último quiere boicotear su funcionamiento.