Juan Francisco Valdés
Saltillo, Coah.- Con la cajuela totalmente desecha acabó un vehículo del servicio de alquiler al ser chocado por alcance cuando brincaba un tope reductor de velocidad localizado frente a la Facultad de Ciencias de la Administración (FCA).
El percance fue tan aparatoso que movilizó a los paramédicos de la Cruz Roja con el fin de auxiliar a los conductores participantes Leonor Leticia de la Vega Núñez y a Juan Ramón Santoscoy Valdés.

Por fortuna ninguno de ellos ameritó traslado a un centro médico, únicamente los coches presentaron daños materiales por más de 25 mil pesos.

Según versiones de la Policía Preventiva Municipal, el afectado (Juan Ramón Santoscoy) manejaba un vehículo Nissan Tsuru, modelo 2007, con placas 2012-CTX y llevaba a un pasajero con destino a la colonia Asturias.


Cerca de las 13:30 horas el taxista circulaba al sur por el bulevar Vito Alessio Robles y al momento de arribar frente a la Facultad de Administración reduce su velocidad para pasar un tope de concreto.

El vehículo que iba tras de él, que es un Honda Acord, con placas de Querétaro UNL-5287 no logró detenerse y debido a la gran velocidad en la que se desplazaba impactó al taxi.

La unidad de alquiler fue lanzada a una distancia superior de 5 metros y quedó destruida de su parte trasera, y el pasajero que iba abordo al principio se quejó de fuertes dolores en el vientre.


Al ser valorado por los socorristas de la Cruz Roja informaron que las heridas no eran de gravedad.