José Reyes / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Aunque la diabetes mellitus sigue siendo la principal causa de muerte en Coahuila y el número de pacientes diabéticos sigue creciendo, en los últimos tres años las defunciones por este mal han ido disminuyendo.
Juan Francisco Irizar López, jefe de Prestaciones Médicas en la Delegación Coahuila del IMSS, consideró que el fenómeno se debe a la detección oportuna que se hace de la enfermedad.

"Durante los últimos tres años se ha presentado un fenómeno interesante, ya que por un lado se incrementa el número de pacientes diabéticos, pero las defunciones por esta causa han bajado", enfatizó.

Y las estadísticas no mienten. Cifras proporcionadas a Vanguardia por el IMSS reflejan que en 2005 se registraron en Coahuila 897 defunciones por diabetes y sus complicaciones; en 2006 la cifra fue de 785, y en 2007, el cierre preliminar es de 663 fallecimientos.

El médico expuso que el mecanismo fundamental para contrarrestar la enfermedad es la toma de conciencia por parte de los pacientes y sus familiares.

"Los medicamentos resultan insuficientes si no se acompañan de una modificación en los hábitos de vida tales como la alimentación, mantener un peso adecuado y evitar el sedentarismo".

A pesar de la baja, ésta enfermedad sigue siendo la primera causa de muerte en Coahuila, de ahí que es necesario continuar las acciones preventivas, finalizó.