El Universal
Villahermosa, Tab.- En la zona conurbada de Villahermosa y el municipio de Nacajuca hay 21 puntos vulnerables a las inundaciones, incluidos los bordos de los ríos Carrizal y Grijalva, y 13 colonias, según un plan de la Comisión Nacional del Agua destinado a proteger a 370 mil habitantes y rescatar 25 mil 400 hectáreas de cultivo.
El llamado Proyecto Integral Contra Inundaciones en la Planicie de los ríos Grijalva-Usumacinta admitió que el estado de Tabasco se inundó al menos en ocho ocasiones entre 1901 y 2003, por lo que se decidió realizar obras de infraestructura hidráulica que para finales de 2006 sumarían no más de 2 mil millones de pesos.

El proyecto fue divulgado por Conagua en abril de 2003 e incluía obras en la mayor parte del territorio tabasqueño, para proteger a la población, el campo y la industria, mediante el encauzamiento y rescate de ríos, la construcción de estructuras de control, bordos y drenes, entre otras prioridades.

Sin embargo, nada de eso se puso en marcha y en consecuencia, el desbordamiento de los ríos Carrizal y Grijalva, que cruzan la zona conurbada de Villahermosa, cubrió de agua las colonias Indeco, Gaviotas, José María Pino Suárez, Parque Tabasco, Samarkanda, Jesús Sibilla Zurita, Libertad, Espejo I y II, Carrizal, Tabasco 2000 y San José.

Durante una reunión de evaluación realizada el jueves de la semana pasada, el gobernador Andrés Granier pidió a la federación instrumentar un amplio plan hidráulico, integral y moderno, que proteja a la capital y a las zonas bajas de Tabasco.