El País
Mayon, de 33 años y natural de Steelton (Pensilvania), estaba incluido en la lista de los 100 delincuentes de Estados Unidos más buscados por el FBI y se dio a la fuga hace dos años, acusado de ataques racistas, incendiar vehículos de agentes federales y otros actos violentos. Mayon había llegado a Israel con un visado de turista con validez de un mes en enero de 2008.
>Jerusalén, Israel.- Micky Mayon, enrolado en el Ku Klux Klan, pensó que Israel sería su escondite perfecto. Sin embargo, la policía arrestó ayer en un apartamento de Tel Aviv al miembro de esta secta que propugna la supremacía de la raza blanca y el antisemitismo.

Mayon, de 33 años y natural de Steelton (Pensilvania), estaba incluido en la lista de los 100 delincuentes de Estados Unidos más buscados por el FBI y se dio a la fuga hace dos años, acusado de ataques racistas, incendiar vehículos de agentes federales y otros actos violentos. Mayon había llegado a Israel con un visado de turista con validez de un mes en enero de 2008.

Se cree que el detenido cambiaba a menudo de apartamento para escapar del acoso policial, pero en esta ocasión los agentes de inmigración habían puesto en marcha un delicado dispositivo que permitió arrestar a Mayon.

"Pensó que sería el último lugar donde le buscarían"

"Se ocultó aquí porque pensó que era el último lugar en que le buscarían", ha dicho Sabine Haddad, portavoz del ministerio del Interior israelí. "Ha dicho que no tenía un contrato de trabajo en Israel pero que conseguía mantenerse con lo que le enviaban sus padres desde Estados Unidos y con lo que ganaba fregando platos", ha informado Haddad.