Phnom Penh, Camboya.- El ex ministro de Asuntos Exteriores del régimen del Jemer Rojo, Ieng Sary, y su esposa Ieng Thirith, que en aquel entonces era responsable de Asuntos Sociales, fueron hoy detenidos por su implicación en el genocidio de Camboya.
La policía camboyana y agentes extranjeros de un tribunal especial creado con el auspicio de Naciones Unidas, provistos de sendas ordenes de captura, irrumpieron a primeras horas de la mañana en el domicilio de la pareja en Phnom Penh, la capital del país.

"Hoy Ieng Sary y Ieng Thirith han sido detenidos al ejecutar la orden de detención extendida por los jueces de la coinvestigación, por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra en relación a Ieng Sary, y en lo que concierne a Ieng Thirith por crímenes contra la humanidad" señaló el tribunal en un comunicado.

La pareja fue posteriormente trasladada a las oficinas del tribunal para escuchar las acusaciones formales que se desprenden de las investigaciones llevadas a cabo con la finalidad de probar su implicación en las atrocidades ocurridas durante el régimen del Jemer Rojo, desde enero de 1975 a abril de 1979.

Cerca de 1,7 millones personas perecieron a causa de la hambruna, las enfermedades, y en el transcurso de la purgas ordenadas por la cúpula de la organización extremista de la que Ieng Sarith era miembro.

Ieng Sary, de 77 años, era el "hermano número tres" del Jemer Rojo, y según los documentos oficiales analizados por el Centro de Investigación del Genocidio, ordenó y supervisó la purga de diplomáticos llevada a a cabo en el Ministerio de Asuntos Exteriores después de que el grupo extremista ganara la guerra y asumiera el poder.

Según revela la investigación, decenas de diplomáticos camboyanos que servían a su país en el extranjero fueron ejecutados junto a sus familias nada más regresar a Camboya por orden de Ieng Sary, quien en más de una ocasión ha negado la acusación y declarado que desconocía el destino que corrían los funcionarios de ese ministerio.

Su esposa, Ieng Thirith, de 75 años, es hermana de Khieu Ponnary, la primera mujer de Pol Pot, el "hermano número uno" del Jemer Rojo y fallecido en 1998 cuando la organización se encontraba al borde de la desintegración a causa de las deserciones y las luchas internas.

Ieng Thirit, quien, al igual que su marido y que Pol Pot, estudió en París, desempeñó durante el brutal régimen el cargo de ministra de Asuntos Sociales, por lo que su principal misión consistía en supervisar las condiciones de vida en los numerosos campos de trabajos forzados en los que murieron decenas de miles de personas.

La esposa de Ieng Sary, la primera mujer que es detenida para ser juzgada, fue también la autora del informe que denunció la supuesta infiltración de "agentes extranjeros" en la organización, y que llevó a Pol Pot a ordenar una amplia purga interna que costó la vida a miles de miembros del Jemer Rojos, incluidos varios ministros.

La detención de Ieng Sary y de su esposa sigue a la de Nuon Chea, el "hermano del número dos" del Jemer Rojo, y quien desde el pasado septiembre está encarcelado a la espera de ser juzgado por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

El pasado octubre, el tribunal internacional que juzgará a los antiguos dirigentes del Jemer Rojo citó a sus tres primeros testigos, todos ellos camboyanos que trabajaron o pasaron por el centro de torturas de Toul Sleng, donde fueron asesinadas cerca de 14.000 personas.

La ONU participa en la organización y celebración de este juicio en Phnom Penh, que cuenta con un presupuesto de unos 56 millones de dólares (38 millones de euros), que sufraga en su mayor parte la comunidad internacional.