Notimex
Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) detuvieron a los cuatro presuntos integrantes de una banda dedicada al asalto de transportistas, en la Calzada de Tlalpan
Los policías José Luis Carmona y Juan Rodríguez hacían un rondín en la colonia Lago, a bordo de la patrulla P85-01, cuando advirtieron que un Escort guinda y un Golf azul escoltaban una camioneta Chevrolet blanca con razón social Transportadora de Carga Cóndor.

La situación poco usual hizo que los agentes intentaran hacerles una revisión de rutina;sin embargo, los conductores de los tres vehículos aceleraron la marcha e intentaron huir, lo que provocó una persecución en la que hubo disparos contra los policías.

Fue en la colonia Niños Héroes de Chapultepec, donde los uniformados lograron capturar a Bertoldo Arellano Cadenas, de 46 años, en tanto que los demás sujetos escaparon.

Posteriormente se tuvo conocimiento de que la camioneta detenida transportaba más de 65 mil pesos en mercancía de la empresa Nestlé y que había sido robada con lujo de violencia en el cruce de Tlalpan y Tasqueña.

Tanto el conductor como el vehículo que contenía los productos robados fueron trasladados a la 8 Agencia Investigadora del Ministerio Público.

Cuando se decomisó el teléfono celular al detenido, comenzó a sonar insistentemente; al ser atendido por uno de los agentes, un presunto miembro de la banda le ofreció un vehículo por la libertad del aprehendido.

El policía simuló aceptar la propuesta y concretó una cita sobre Viaducto Río de la Piedad, para llevar a cabo la negociación; allí se montó un operativo mediante el cual fue posible detener a todos los integrantes del grupo delictivo.

Los aprehendidos que llegaron en la camioneta Escort, placas 322 VXB son: Arturo González Helguera, de 26 años; Rabel Ramírez Sánchez, de 47, y Juan Carlos Torres Contreras, de 42, alias "El Peri", quien se identificó como el líder del grupo.

"El Peri" confesó que desde hace un año atracaban a transportistas en la Calzada de Tlalpan, que las unidades robadas se elegían al azar y que la mercancía se vendía en los tianguis.