La Jornada
Los liberaron después de que el dueño descartó presentar cargos
Oaxaca, Oax. Más de una veintena de indígenas triquis, desplazados del municipio autónomo de San Juan Copala y miembros de la organización Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (Vocal), fueron detenidos esta mañana por agentes de la policía municipal por ocupar un predio en la agencia municipal San Martín Mexicapan, perteneciente al municipio de Oaxaca de Juárez.

Los activistas fueron llevados al cuartel y por la tarde quedaron en libertad ante el perdón otorgado por el propietario del terreno, José Manuel Maza, sobrino del director del Instituto Estatal de Protección Civil, Manuel Maza Sánchez.

Reina Martínez Flores, vocera del municipio autónomo y una de las detenidas, dijo en entrevista colectiva que los triquis desplazados participaron en la invasión invitados por Vocal.

"Nos dijeron que era un predio abandonado, que no tiene testamento. Y como siempre nos han apoyado, se nos hizo fácil participar sin pensar en las consecuencias", señaló.

Aclaró que entraron a la propiedad sin violencia y sin sustraer objeto alguno. "Entramos porque la puerta estaba abierta y estuvimos limpiando. Nadie robó nada".

Martínez Flores dijo que los detenidos fueron liberados porque el propietario no presentó cargos.

En un comunicado, Vocal señaló que el predio fue ocupado "como una forma de movilización pacífica, encaminada a generar espacios para el pueblo de Oaxaca" para que pueda organizarse "desde abajo".

Este espacio, "que permanecía en la ociosidad del acaparamiento capitalista", serviría para "seguir la lucha de los pueblos por la defensa de su territorio y contra los invasores" y aquellos que "ocupan los puestos de poder político y económico".