La Jornada
México. D.F.- El Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática brindó ayer pleno respaldo a sus legisladores para votar en lo general y en lo particular la reforma electoral.
Lo anterior, pese a que Andrés Manuel López Obrador había enviado el lunes en la noche una carta a los coordinadores parlamentarios, Carlos Navarrete y Javier González Garza, expresándoles su desacuerdo con la reforma y señalando que "nada justifica que los legisladores del PRD se presten a esta maniobra antidemocrática y menos la promuevan".

Al dar a conocer el acuerdo aprobado por el CEN, el secretario general del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo, sostuvo que la dirigencia nacional del Sol Azteca estimó conveniente ratificar su decisión de apoyar los cambios en materia electoral.

Tras cinco horas de sesión convocada a último momento por Acosta Naranjo, en ausencia del presidente nacional perredista, Leonel Cota Montaño, para analizar la carta del ex candidato presidencial, el secretario dio a conocer que la mayoría de los integrantes del CEN votaron por el acuerdo, y en contra Dolores Padierna y Gerardo Fernández Noroña.

En conferencia de prensa, descartó la posibilidad de que esta posición signifique un distanciamiento con López Obrador, y minimizó un rompimiento del Frente Amplio Progresista, pese a las quejas emitidas por las dirigencias nacionales de Convergencia y el Partido del Trabajo.



Acuerdan en el Senado votar a favor de reformas

La fracción del PRD en el Senado acordó ayer en la noche votar a favor de la aprobación del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, "sin que ello signifique de ninguna manera una descalificación a las opiniones de
Andrés Manuel López Obrador", informó el coordinador del grupo parlamentario, Carlos Navarrete.

Aseguró que el 95 por ciento de los senadores va con esa postura de respaldar al Cofipe, pero que hay libertad para votar en contra.

El senador Ricardo Monreal, declaró por separado que él votará tanto en lo general como en lo particular en contra del Cofipe, toda vez que el contenido de esa legislación ha generado "la fractura más fuerte dentro del Frente Amplio Progresista".

El PRD, insistió Monreal, no debería ir con esa reforma que cancela la posibilidad de que haya coaliciones, quita el financiamiento a las asociaciones políticas nacionales y hace inviable el régimen plural de partidos,

En conferencia de prensa luego de una reunión de varias horas con los integrantes de su bancada, Navarrete insistió en que reconocen en López Obrador "al dirigente más importante de la oposición en México y a la figura de más prestigio público que tiene el país frente al gobierno ilegítimo de Calderón".

Sin embargo, insistió en que valoraron la responsabilidades y obligaciones legislativas de los senadores y determinaron votar a favor del Cofipe.

Por separado el senador Monreal sostuvo que dentro del PRD "hay quienes se quieren deshacer de López Obrador y también quienes creemos que su liderazgo es indiscutible y es el único en el país". (La Jornada)

Insistió en que López Obrador encabeza el movimientomás importante de las últimas décadas y sería un grave error que el PRD se desligara de él.

A su vez, Navarrete insistió en que en cuanto a la discusión al reforma al Cofipe, "una abrumadora mayoría de perredista va a respaldarlo".

Cuestionado sobre las consecuencias de esa decisión, sobre todo en la permanencia del Frente Amplio Progresista, Navarrete, sostuvo que la nueva legislación en materia electoral no será el fin de ese frente amplio, "a menos que sus integrantes lo acuerden de esa manera".

Sostuvo que el apoyo principal de AMLO no está en el FAP sino en la Convención Nacional Democrática y en el PRD. El Frente, agregó, es un agrupamiento voluntario, y el PRD expresa su disposición de seguirlo consolidando, si esa es la decisión de los tres partidos que lo conforman. (La Jornada)