Foto: Internet
El Semanario sin Límites
"Diconsa no sirve para estimular la producción alimentaria de pequeños y medianos productores y ha preferido importar maíz transgénico de Sudáfrica", critica la ANEC.
Ciudad de México.- La Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC) exigió a Diconsa que deje atrás su tortuguismo burocrático y se comprometa con las organizaciones de pequeños y medianos productores en la compra de maíz, arroz y frijol.

Las organizaciones de productores agrupadas en ANEC de diez estados de la República (Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Chiapas, Nayarit, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Zacatecas y Chihuahua) están ofertando para este P/V 2012 alrededor de 51,500 toneladas de maíz, arroz, frijol negro y pinto saltillo.

"Desafortunadamente Diconsa no sirve para estimular la producción alimentaria de pequeños y medianos productores y ha preferido importar maíz transgénico de Sudáfrica y dar preferencia en sus compras a Maseca, Cargill, coyotes y comercializadoras privadas", critican.

En este sentido, la Asociación señala que la situación para los pequeños productores de maíz es desesperante, ya que no pueden vender sus cosechas porque Maseca y Cargill (dos de los principales compradores del grano) han cerrado sus compras y han derrumbado sus precios hasta niveles de 2,500 pesos por tonelada, cuando de acuerdo con los mercados internacionales los precios al productor deberían pagarse de 4,100 pesos a 4,250 pesos por tonelada.

El caso particular de Chiapas es realmente trágico y preocupante, critican, dado que existen 140,000 toneladas de maíz almacenadas sin poder venderse.

"Esta situación es muy grave ya que el grano lleva poco más de tres meses de almacenamiento y los gastos inherentes que conlleva el almacenaje prolongado. Situación que pone en alta vulnerabilidad a las organizaciones de pequeños y medianos productores", critican.

A pesar de que la ANEC dice mantener reuniones de trabajo con Diconsa, desde octubre y noviembre pasado (aún con la administración pasada), donde se había acordado seguir trabajando con las organizaciones de la asociación y se había aceptado la entrega del volumen antes mencionado, a finales de febrero o principios de marzo. Este acuerdo no ha sido respetado, señalan, por la administración actual, aún cuando hubo acercamientos y compromisos, argumentan, con el actual director de Diconsa, Héctor Velasco Monroy.

"Hacemos un llamado enérgico a Diconsa a dejar los vicios del pasado y a convertirse en un instrumento efectivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, a través de comprar el 100% de sus requerimientos de granos básicos en el Mercado Nacional y a través de las organizaciones de pequeños y medianos productores", advierten.