Diego Luna inauguró ayer el Festival de Cine Latino de Tokio, que durante una semana mostrará al espectador japonés la visión más independiente de la cinematografía de América Latina.
Tokio.- Con sede en el barrio tokiota de Shinjuku, una de las zonas más frenéticas y luminosas de la capital japonesa, el Latinbeatfestival pondrá a disposición del espectador japonés trabajos de origen español, mexicano, argentino e incluso estadounidense.

Diego Luna marcó de manera definitiva el comienzo del festival porque además de presentar la película inaugural, "El Búfalo de la Noche", un filme con guión de Guillermo Arriaga ("Babel"), el actor dirige el documental "Chávez", sobre el legendario boxeador mexicano Julio César Chávez.

Luna, con una imagen juvenil y una incipiente barba, se mostró tímido y divertido con la labor de la traductora del español al japonés mientras entre los dos explicaban a un público mixto latino y nipón su primera experiencia como director.

"Yo no tengo esa experiencia, pero creo que hacer una película es como parir", afirmó, "porque todo te pertenece y es por tu culpa".

El actor mexicano aseguró que el día del estreno de "Chávez" fue para él "el más importante" de su vida en el plano laboral.

La estrella mexicana divirtió a los asistentes cuando recordó que durante la primera emisión de su documental, en el Festival de Tribeca de Nueva York, se estropeó el sistema de sonido, por lo que hubo que rebobinar la película y, para que los asistentes no se aburrieran, Luna salió al escenario para entretenerlos con un chiste.

En cuanto a la película inaugural, "El Búfalo de la Noche", el artista mexicano afirmó que el filme vuelve a resurgir ahora tras su estreno en el Festival de Sundance y los retoques posteriores que le dio el director, el venezolano Jorge Hernández Aldana.

La cuarta edición

En esta la cuarta edición del festival de cine latinoamericano de Tokio se exhibirán 13 películas de diversos géneros y cuatro documentales, dos de ellos con sus correspondientes seminarios coordinados por el propio director.

Además del programa oficial, la organización del festival ha contado con la proyección especial de la película española "Salvador", de Manuel Huerga, y la hispano-mexicana "El Laberinto del Fauno", de Guillermo del Toro, en el Instituto Cervantes, que acaba de inaugurar en Tokio su mayor sede del mundo.

El programa completo del festival se divide en cuatro grandes grupos: historias de amor y pasión, historias de crónica social, historias de opresión y rebeldía e historias de adolescentes.

Con dos trabajos destaca la realizadora argentina Lucía Puenzo, que ha traído al Latinbeat su largometraje "XXY" sobre relaciones familiares y su cortometraje "Los Invisibles", con una temática social centrada en los niños de la calle.

Al acto de presentación del festival acudieron personalidades de la colonia latinoamericana y profesionales del sector en busca de una buena película para distribuir en Japón.

Aunque el mercado japonés del cine, el segundo mayor del mundo, está dominado por la producción local y las grandes películas de Hollywood, el organizador del certamen, Alberto Calero, dijo que es el momento de ofrecer a la audiencia japonesa cine en español.

A su juicio, los japoneses están acostumbrados a ver películas subtituladas, por lo que la diferencia idiomática no deberá ser ningún problema.

Aunque es relativamente habitual que éxitos de estrellas como Pedro Almodóvar lleguen a las pantallas japonesas, trabajos más pequeños cada vez tienen más cabida y, así, el próximo día 24 se estrenará en Japón la película de Huerga "Salvador", sobre un anarquista catalán ejecutado por el régimen de Franco, Salvador Puig Antich.