Introducción de transgénicos, ruina de apicultores

Dinero
/ 29 septiembre 2015

El ingreso económico de dos mil 500 fabricantes se ve comprometido ante la entrada de cultivos alterados

FELIPE CARRILLO PUERTO, Q.Roo.- Ante el riesgo potencial de que la autorización de cultivos de sorgo, soya o maíz transgénico represente la ruina económica para más de dos mil 500 productores de miel en el estado: el Sistema Producto Miel de Quintana Roo iniciará una serie de acercamientos y reuniones con dependencias federales y estatales, así como con los propios productores de aquellos granos para marcar un área de excepción ubicada muy lejos de las zonas con más alta producción del dulce.

Rubén Darío Parra Canto, presidente del Sistema Producto Miel en la entidad, explicó que no se trata de enfrentarse ni pelearse con los productores de maíz, sorgo y soya que desean trabajar esos variedades bajo nuevas modalidades sino que se busca llegar a una serie de acuerdos y convenios que a los agricultores les permitan obtener los volúmenes de granos que se han propuesto, pero sin afectar la producción de miel mediante contaminantes químicos que eventualmente se utilizan en ese tipo de cultivos, de lo contrario los ingresos anuales por le venta del producto estimados en más de 28 millones de pesos se verían amenazados.

"Nosotros entendemos que ellos, los agricultores, están en su trabajo y al igual que los productores de miel buscan obtener el mayor beneficio de sus cultivos, nosotros de las colmenas, lo que estamos iniciando es una serie de pláticas y negociaciones con argumentos técnicos y científicos que respalden nuestras peticiones, no se trata de un capricho ni solo la intención de mantenerlos lejos, sino que pretendemos proteger la economía de más de dos mil 500 familias que habitan en las comunidades rurales y que tienen en la producción de miel una fuente de ingreso segura cada año para apuntalar su economía", adelantó el representante de los productores apícolas.

Destacó que hasta el momento los productores tanto de miel convencional como orgánica poseen un certificado avalado por organismos internacionales que respaldan la pureza e inocuidad del producto obtenido en Quintana Roo, "ello ha permitido que un promedio de ochocientas toneladas de miel, por cada temporada, ingresen a mercados internacionales ubicados generalmente en Alemania, Bélgica, Suiza y Estados Unidos, establecer superficies de cultivos transgénicos sea el que sea dentro de la zona en que se obtiene la mayor producción de miel en el estado y la península, representa una muerte económica casi segura para quienes nos dedicamos a esta actividad", concluyó el entrevistado.