Limitar precios del gas LP afectará inversiones: Coparmex

Dinero
/ 1 agosto 2021

Criticó que fue aprobada mediante “un proceso express” y publicada el mismo día, con lo cual “quedó cancelada toda posibilidad de hacer un análisis de impacto y su respectiva consulta pública”

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) criticó este domingo la nueva regulación que establece topes a los precios del gas licuado del petróleo (gas LP) y advirtió sobre “afectos irreversibles” para la economía con esta nueva normativa.

En un comunicado, la Coparmex dijo que el nuevo mecanismo “puede provocar afectaciones irreversibles para la inversión y participación de nuevos actores, lo cual juega en contra de la urgente reactivación económica y la competitividad del país”.

El pasado jueves, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó un proyecto de regulación de los precios máximos de venta a los usuarios del gas LP, cumpliendo con una directriz establecida por la Secretaría de Energía (Sener).

La Coparmex denunció que esta nueva regulación “podría generar afectaciones irreversibles para la competitividad en la nación”.

Criticó que fue aprobada mediante “un proceso express” y publicada el mismo día, con lo cual “quedó cancelada toda posibilidad de hacer un análisis de impacto y su respectiva consulta pública”.

“Como hemos advertido anteriormente, la aprobación “fast track” es recurrente en proyectos vinculados al sector energético“, expresó la patronal.

La Coparmex consideró que la Secretaría de Energía obligó a la CRE a “emitir una política de precios muy compleja en tan solo tres días”, lo que “pone en riesgo la calidad de la regulación y no permite enriquecer el contenido con la opinión de voces expertas”.

“Para evitar que la población registre mayores afectaciones a la economía familiar debido a los incrementos en precios internacionales, se debieron aplicar alternativas más eficientes”, dijo la Coparmex, según la cual la nueva regulación “incumple” la Ley de Mejora Regulatoria.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció a principios de julio la creación de una empresa pública llamada Gas Bienestar, que prevé suministrar este combustible a un “precio justo”.

Aseguró que no hay competencia en el sector y calificó de “cero a la izquierda” a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), órgano contra el que ya había tenido choques con anterioridad.

El presidente López Obrador, partidario del control público del sector energético, dijo que la nueva empresa estará funcionando en octubre como una filial de Petróleos Mexicanos (Pemex).