¿Por qué tantos extranjeros eligen Bolivia?

Dinero
/ diciembre 29, 2017 - 10:43

La crisis económica propició un aumento de las migraciones, y todo apunta a que el futuro estará marcado también por la movilidad geográfica de la población. El reto es asumirlo, y abrir los cauces necesarios para hacerlo posible, siguiendo principios como el de la sostenibilidad.

Buena parte de la población de América del Sur se marchó de sus países de origen buscando nuevas oportunidades en Estados Unidos o en Europa, pero la región también ha tenido que acoger a lo largo de su historia a aquellos que la elegían como destino. Eran procedentes de países como España o Italia, entre otros.

Precisamente las entradas y salidas son un buen medidor de las perspectivas económicas de un país, de la imagen que consigue transmitir al exterior, de cara a encontrar nuevas oportunidades.

En 2014 ya se hablaba de que la economía boliviana había mejorado, y algunas ciudades de América del Sur observaban el cambio en los flujos migratorios. En Córdoba (Argentina) el ingresos de ciudadanos procedentes de Bolivia se había reducido un 40%, a la par que se registraba un aumento de los regresos.

El cónsul de Bolivia en Córdoba aseguraba a sus medios de comunicación que el Estado se había fortalecido por la nacionalización de empresas estratégicas, que operaban en sectores clave como el gas o el petróleo o las telecomunicaciones. También se habían cambiado las políticas públicas para ayudar a su población, destacando tres iniciativas: la renta digna, el bono para mujeres embarazadas y el bono de subsidio para niños en edad escolar.

Al regreso de ciudadanos bolivianos dispersos por el mundo a su país de origen, y a la menor salida de estos, se suma la llegada de migrantes. El número ha ido aumentando progresivamente, según datos de la ONU, y los principales países de procedencia son Argentina, Brasil y España.

Con todo, no es de extrañar que las casas en Bolivia hayan experimentado un incremento en la demanda. Comprar casa y mudarse al país latinoamericano se ve, cada vez más, como una posibilidad.

La construcción crece

El pasado verano, el ministro de Economía de Bolivia, Mario Guillén, explicaba los porcentajes de crecimiento del país, destacando que había tenido un crecimiento del 3,34% del Producto Interior Bruto (PIB), basándose en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En los años 2007, 2009 y 2010, informaba el ministro, habían tenido datos de crecimientos parecidos.

Guillén destacó como principal baza la alta demanda interna, que contó con un crecimiento del 7,2%. De hecho, ayuda a sostener la economía ante el descenso de demanda externa, especialmente de Brasil, cuya crisis económica repercute en la menor venta de gas en Bolivia.

Por sectores, el agropecuario se situaba en la brecha, pero la construcción iba justo detrás. La industria alimentaria, los transportes y las telecomunicaciones y el comercio ocupaban también capítulos importantes.

Testigos directos de tal demanda son portales inmobiliarios como Infocasas que, entre otras cosas, se dedica a la venta en Bolivia de inmuebles, para quien ansíe tener una casa propia en el país.

La seguridad, elemento clave

Cierto es que los niveles de seguridad que ofrecía el país latinoamericano hace unos años, no generaban mucha confianza. Sus autoridades, sin embargo, llevan mucho insistiendo en el cambio que ha experimentado el país en esta materia, pero ahora tienen algo que apoya sus declaraciones: la percepción de Naciones Unidas.

Fue el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, el que en septiembre aseguró que Bolivia es uno de los países más seguros de la región, siendo La Paz una de las ciudades destacadas en materia de seguridad ciudadana. Su análisis se basó en estudios recientes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Un ejemplo: la tasa de homicidios en Bolivia es de 6,4 por cada 100.000 habitantes, luego se ubica en los últimos cuatro países de la región. El dato solo es mejor en Uruguay (6,3), Argentina (5,8) y Chile (2), y dista mucho de los que ofrecen Honduras, El Salvador o Guatemala: 86,4, 64,4 y 38 respectivamente.

El turismo se abre camino

Así pues, viendo el clima favorable del que goza Bolivia, hay quien se plantea pasar, al menos, una temporada en el país latinoamericano. El alquiler en Bolivia también es una opción que cubre el portal inmobiliaria Infocasas, que no posee solo viviendas en venta, sino también casas en alquiler. Es más, según explican, se trata de oportunidades únicas.

Una estancia temporal más o menos larga es por la que optan, precisamente, los viajeros y turistas que eligen Bolivia de vacaciones. Es evidente que el país no carece de atractivos, considerando, sobre todo, su belleza natural.

Cuenta con seis enclaves declarados Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO: las ruinas de la ciudad de Tiwanaku, la ciudad de Potosí, la Amazonia (contando sus representativos Parques Nacionales Noel Kempff Mercado, Madidi y Toro Toro), las Misiones Jesuíticas de Chiquitos y el Carnaval de Oruro. Pero quienes van tampoco dejan de visitar el lago Titicaca o la cordillera de los Andes, además de sus ciudades más importantes, como La Paz y Sucre.

Para mejorar los servicios que se proporcionan a su ciudadanía y la experiencia de los visitantes, el gobierno boliviano ha hecho diferentes periplos por países vecinos o en otras orillas, llegando también a Europa. Buscan inversores que, entre otras cosas, ayuden el desarrollo de las infraestructuras en el país, de forma que sus diferentes zonas estén más accesibles entre sí.

Grandes proyectos para inversores

Los grandes proyectos han sido el principal acicate del sector de la construcción en el país. Los edificios en Bolivia han transformado, en parte, la imagen de las grandes ciudades, llevando la urbanización a zonas despobladas. Infocasas destaca, entre otros, Palma Nova, Colinas Sector III, Puerto Santa Cruz, Park City o Torre Alpha.

Ya en 2014, se registraba el crecimiento del 8,53% de la construcción por el auge de edificios residenciales, como los mencionados, aunque el segundo factor que explicaba tal desarrollo era la inversión en obras públicas.

Hoy día, los proyectos pretenden llamar la atención de los compradores ofreciendo casas amplias y confortables, y a través de fórmulas cada vez más populares, como los condominios.