Jorge Caballero
La película de Los Vigilantes preserva el espíritu y mensaje de la novela gráfica
La adaptación para la pantalla grande de la novela gráfica Watchmen, de Alan Moore, se estrena hoy en México para deleite de los amantes e iniciados del género. El director Zack Snyder logró una versión impactante, en la que preservó el espíritu y el mensaje utópico de su creador.

La película de aventuras y suspenso Watchmen-Los Vigilantes transcurre en 1985 en Estados Unidos, en un ambiente en el que los superhéroes forman parte de la sociedad cotidiana y el reloj del apocalipsis, que registra la tensión entre Washington y la Unión Soviética, se acerca cada vez más a la medianoche.

Cuando uno de sus ex colegas es asesinado, Rorschach, el fugitivo vigilante enmascarado, entra en contacto con su antigua legión de combatientes contra el crimen: un grupo de superhéroes retirados, de los cuales sólo uno tiene superpoderes: el Doctor Manhattan.

Rorschach vislumbra una conspiración amplia y perturbadora relacionada con su pasado común y de consecuencias catastróficas.

Los Vigilantes viven en un mundo ensombrecido por el miedo y la paranoia, en el que la lucha por la supremacía empuja a la humanidad hacia una pesadilla nuclear y surgen preguntas como ¿quién protege a Los Vigilantes?, ¿quién tiene derecho a decir lo qué está bien y lo qué está mal? y ¿quién observa a los que deciden lo que está bien o está mal?

Serie de cómics

Originalmente Watchmen fue publicada como una serie limitada de 12 libros de tiras cómicas por DC Comics, de 1986 a 1987, y posteriormente se publicó como la legendaria novela gráfica. Es la única edición de su tipo galardonada con el premio Hugo, otorgado a a los géneros de ciencia ficción y fantasía, y que forma parte de la lista de las cien mejores novelas en inglés de 1923 al presente, elaborada por la revista Time en 2005. Sin embargo, su importancia radica en que siempre aparece en cualquier lista de cómics que se realice. También ganó varios premios Kirby y Eisner.
Foto
Silk Spectre II, interpretada por Malin AkermanFoto cortesía Paramount Pictures

Cuando se publicó por primera vez, Watchmen resonó en una generación que creció ante el prospecto de una guerra nuclear, como realidad palpable. Ha sido elogiada por plasmar la ansiedad e inquietud de esa época, así como el temor y sobrecogimiento ante el poder y sus abusos, y la nube de paranoia e impotencia experimentada por personas comunes consideradas insignificantes por los traficantes de poder.

Desde su publicación, ha ganado legiones de admiradores de todos los niveles, que se siguen acumulando.

Dave Gibbons, cocreador e ilustrador de la novela gráfica. comenta que había temor por lo frágil que era nuestra sociedad, por lo poco que se tenía que hacer para destruir totalmente lo que teníamos. Eso era real. Y aunque ha disminuido, ahora hay temor de las armas de destrucción masiva, así que pienso que la paranoia todavía existe.

Trastornando y reconstruyendo el concepto de los superheroes, la historia presentó personajes que han sido descritos más humanos que súper; personas reales que tratan con problemas éticos y personales. El grupo original de héroes, los Minutemen, consta de The Silhouette, Silk Spectre, The Comedian, Hooded Justice, Captain Metropolis, Nite Owl, Mothman y Dollar Bill. La siguiente generación de aventureros enmascarados, que son el corazón del misterio de la novela gráfica, son Silk Spectre II, Nite Owl II, Rorschach, Doctor Manhattan, Ozymandias y The Comedian, el único que continúa de los Minutemen.

Con libreto de David Hayter y Alex Tse, protagonizan la historia: Malin Akerman como Laurie Júpiter (Silk Spectre II); Billy Crudup como Jon Osterman (Doctor Manhattan); Matthew Goode como Adrian Veidt (Ozymandias); Carla Gugino como Sally Júpiter (Silk Spectre I); Jackie Earle Haley como Walter Kovacs (Rorschach); Jeffrey Dean Morgan como Edward Blake (The Comedian), y Patrick Wilson como Dan Dreiberg (Night Owl II).