Notimex
Sólo la cantidad habitual de elementos de seguridad, lejos de los centenares que se dispusieron en años previos que convertían al recinto en un verdadero bunker, resguardan las instalaciones.
México, D.F..- En las inmediaciones del Palacio Legislativo de San Lázaro se observa discreto operativo de seguridad a menos de 48 horas de que el Congreso de la Unión reciba el Segundo Informe de Gobierno del presidente Felipe Calderón.

Sólo la cantidad habitual de elementos de seguridad, lejos de los centenares que se dispusieron en años previos que convertían al recinto en un verdadero bunker, resguardan las instalaciones.

Con las nuevas reglas el titular del Ejecutivo federal no asistirá a la sesión del 1 de septiembre próximo para presentar un informe sobre el estado que guarda la nación.

No obstante, los preparativos de remozamiento en la Cámara de Diputados son los que normalmente se disponen cada año pues se lavaron alfombras, pisos y ventanas.

De igual forma se pintaron guarniciones y se limpió el salón de sesiones para dejar todo en las mejores condiciones posibles.

Hasta el momento no hay una definición oficial sobre la hora y lugar dentro del recinto de San Lázaro para llevar a cabo el acto protocolario de la entrega-recepción del informe del titular del Ejecutivo federal, aunque éste deberá darse antes de las 17:00 horas.

El documento será recibido por las mesas directivas de las respectivas cámaras para efectos de su formal presentación en la sesión de Congreso General en la que se declara la apertura del primer periodo ordinario de sesiones.

En la sesión el presidente del Congreso, el priista César Duarte, informará al pleno de la recepción del Segundo Informe de Gobierno de Calderón.

En tanto legisladores de las ocho fracciones legislativas representadas en el Congreso de la Unión fijarán su postura en torno a este último tramo de la actual legislatura.