Redacción Vanguardia.com.mx
Versión estenográfica del evento de inauguración con el presidente Felipe Calderón Hinojosa en la planta de Derramadero.
Evento: Inauguración de la Planta Daimler Trucks
Derramadero, Saltillo, 27 de febrero del 2009.
Discurso pronunciado por el gobernador Humberto Moreira Valdés.
Muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Señor Presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa. Quiero, una vez más, Presidente, expresarle la bienvenida que damos los coahuilenses a su visita a nuestro estado, aquí a nuestra patria chica.

Sea usted bienvenido ahora, y las giras que usted quiera programa por el territorio coahuilense.

Quiero agradecerles a los empresarios, a quienes confiaron en Coahuila, en Saltillo, a Andreas, a todos los socios de esta empresa maravillosa.

Agradecerles que hayan puesto su corazón y sus recursos aquí en Coahuila y en Saltillo.

Quiero dirigirme de manera especial a todos los hombres, a todas las mujeres, a las jóvenes mujeres y a los hombres que trabajan ya en esta empresa, a ustedes decirles que, gracias a Dios, llegó el día del arranque de esta obra tan importante.

Quisiera hacer algo de memoria. Yo soy profesor de historia y me gusta documentar y recordar los pasajes históricos de México, de Coahuila, de Saltillo y ahora de la empresa.

En el año 2006 estuvimos recibiendo a funcionarios de esta empresa, en ese tiempo Freightliner, ahora Daimler, que buscaban el espacio, el sitio adecuado dónde instalar esta empresa.

Exploraban, entre otros estados de la República, cuál sería el mejor sitio. Cada estado de la República buscaba ofrecer incentivos que sumados a los incentivos federales pudieran concretar la inversión en donde uno hacia la gestión.

Estuvimos trabajando por meses con esta propuesta, buscando, a lo largo del 2006, que pudiera concretarse.

Y el día 1 de diciembre del año 2006, un día muy importante en la vida de México y del Presidente, porque fue su toma de protesta.

Un día muy importante en mi vida porque cumplí un año como Gobernador; ese día de manera oficial se nos informó que la empresa se instalaría en Saltillo.

Nos dio mucho gusto, pero yo debo confesar que me dio algo de preocupación porque en la oferta de incentivos habíamos ofrecido una cantidad muy grande de hectáreas.

Me dijeron, en el Hotel Camino Real, en la ciudad de México, que sí, que venían a Saltillo.

Me trasladé y busqué a don César Cantú. Don César Cantú, que aquí está presente, y le dije "don César, le tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena es que viene Daimler Trucks, ahora a Saltillo", y pues le dio mucho gusto a don César.

Me dijo, "a mi por qué avisa, si yo soy empresario y no tengo que ver con la empresa de tractocamiones", le dije, "la mala es de que ofrecí sus terrenos y le quiero pedir que me los regale".

Se oye fácil pero solamente para esta empresa son 300 hectáreas y 200 para la empresa que está enfrente.

César Cantú Benavides no quiso cobrar los terrenos. Me parecería injusto no hacer un reconocimiento a un coahuilense que no nació aquí, pero decidió vivir aquí y ya es coahuilense por adopción; a un saltillense que quiere esta tierra y que nos ayudó para que todos estos empleos estén.

Quiero pedirle a don César Cantú que se ponga de pie y le demos un fuerte aplauso.

Quiero decirle también, señor Presidente, que nosotros llevamos ventajas cuando se trata de instalar una empresa en el país.

¿Por qué llevamos ventaja? Porque tenemos coahuilenses como don César; porque tenemos sindicatos de la nueva cultura laboral, que con la CTM Coahuila, es ejemplo a nivel nacional con nuestro dirigente estatal.

Quiero hacer un reconocimiento a quien forma parte de este paquete de incentivos que tiene el estado de Coahuila, que es el dirigente Tereso Medina y a don Hugo que está aquí también, dirigente de esta planta. Muchas gracias.

Decía Andreas, que parece difícil de entender que en tiempos de esta crisis, sobre todo en la industria automotriz, se hayan decidido para invertir en una planta de 300 millones de dólares.

Estamos seguros de que su decisión fue acertada y siempre van a reconocer ese acierto que tuvieron.

Decía Chris, algo muy importante, que la planta de Saltillo será el modelo internacional y que Saltillo es el lugar ideal para haber instalado esta empresa.

Quiero decirles a los inversionistas que dentro de este esfuerzo que ha emprendido el Gobierno federal, de buscar traer más empresas, estamos logrando que Coahuila sea uno de los estados que sobre salga en este reto.

134 empresas al día de hoy que se han instalado en el territorio coahuilense; con esas fortalezas que tenemos que son la estabilidad laboral, que es la ubicación geográfica, que es la experiencia que se tiene. Cuando yo era niño ya se fabricaban carros de lujo aquí en Saltillo; que es la riqueza pues, que radica en nuestra gente.

Quiero expresarle a los empresarios, a Andreas y a Chris, representando a los inversionistas, que no existen palabras para agradecerles el hecho de que ustedes hayan tomando la decisión de invertir aquí en Coahuila.

Que cada una de las señoritas que están aquí, de los jóvenes que están aquí presentes que forman parte de esta empresa, detrás de ellos hay una familia y con esa familia y con ellos y nosotros, nuestra gratitud.

Decirles muchas gracias por destinar estos recursos para generar empleo. Decirles que cada uno de los trabajadores que están en esta empresa pone de sí lo mejor y que no van a defraudar la inversión que ustedes realizan.

Decirle a usted, señor Presidente, que nos da mucho gusto tenerlo aquí en el estado, que será siempre bienvenido; que nos da gusto también saber que contamos con el apoyo, de acuerdo a las indicaciones que usted le da a Gerardo Luis Mateos, para poder combinar los esfuerzos federales, estatales y de los municipios.

Decirle a usted, Presidente, que nos da mucho gusto compartir este momento con el Presidente de México, un momento que marcará la historia de Coahuila, la de Saltillo y que quedará tatuado en nuestros corazones.

Yo, para terminar, quiero decirles a los trabajadores que sé que están haciendo su mayor esfuerzo, pero que deben de mantener este mismo ritmo y hacer crecer la empresa.

Que gracias a Dios, hoy ustedes tienen este trabajo. Decirles que debemos de estar agradecidos con esta empresa que pone su esperanza en Saltillo.

Muchas gracias y enhorabuena.