Universal
El ex presidente Vicente Fox planteó una investigación "a fondo" de la forma en que obtuvo su patrimonio y que se presente una denuncia ante cualquier indicio de corrupción. "El que nada debe, nada teme", expuso
El ex presidente Vicente Fox planteó una investigación "a fondo" de la forma en que obtuvo su patrimonio y que se presente una denuncia ante cualquier indicio de corrupción. "El que nada debe, nada teme", expuso.

En una carta a EL UNIVERSAL, el ex mandatario señaló: "El presidente Fox y su familia, como todas las familias de México, tienen derecho a progresar por su trabajo honesto".

Acerca del lago artificial que se encuentra en el rancho familiar, mencionó: "No es más que un estanque natural de riego".

Imágenes del lugar de residencia del ex presidente circularon en la prensa mexicana la semana pasada.

El miércoles, en entrevista con EL UNIVERSAL, Lino Korrodi, hombre cercano a Fox durante la campaña presidencial de 2000, dijo que el ex presidente exhibe un enriquecimiento "cínico y descarado".

En la misiva enviada a este diario, firmada también por su esposa Marta Sahagún, se pregunta: "¿Acaso Lino Korrodi tiene mayor autoridad moral que Vicente Fox?, ¿Acaso Vicente Fox no hizo año con año su declaración patrimonial?".

Consideró que quien acusa "tiene la obligación de comprobar".

En otra carta, enviada a los asociados de la Fundación Vamos México y del Centro Fox, el ex mandatario califica de "calumnias" lo publicado y expresa que "jamás" dispuso de un centavo que no le corresponda.

Y en referencia a las adecuaciones realizadas a su casa, en el rancho San Cristóbal, en Guanajuato, expresó que es un inmueble "digno, que simplemente refleja el mejoramiento al que todas las familias tienen derecho".

El ex presidente Fox dijo hace tres días a la cadena estadounidense en español Telemundo que su casa es producto del trabajo, desde que incursionó en Coca Cola y en los "pequeños" negocios de la familia.

Informes del Banco de Comercio Exterior reportan que la institución se rehusó a otorgar créditos a la familia Fox al encontrar irregularidades en el avalúo de las empresas y al no poder sustentar su solicitud para liquidar en forma anual los préstamos.

A principio de la década de los 90, de acuerdo con el Bancomext, esas empresas se encontraban endeudadas con al menos 3 millones 100 mil dólares.