Notimex
Saint John, Canadá.- El Parlamento de Canadá manifestó su disposición de colaborar con el Congreso de México para encontrar una solución al problema de la imposición de visas a los mexicanos.

En rueda de prensa al concluir el primer día de trabajos de la Reunión Interparlamentaria México-Canadá, el presidente del Senado de este país, No%l A. Kinsella admitió sin embargo que "el momento político" que vive su nación no es el adecuado para derogar el visado.
Saint John, Canadá.- El Parlamento de Canadá manifestó su disposición de colaborar con el Congreso de México para encontrar una solución al problema de la imposición de visas a los mexicanos.

En rueda de prensa al concluir el primer día de trabajos de la Reunión Interparlamentaria México-Canadá, el presidente del Senado de este país, No%l A. Kinsella admitió sin embargo que "el momento político" que vive su nación no es el adecuado para derogar el visado.

No obstante, reconoció que la imposición de la visa a los mexicanos que quieran viajar a Canadá se debe a que las leyes migratorias canadienses tienen una antig?edad de 30 a 50 años, por lo que no responden a las actuales circunstancias.

"El problema es difícil desde el punto de vista de los derechos humanos", por lo que se requiere que México y Canadá "busquen soluciones creativas y modernas" en el tema, agregó Kinsella.

Afirmó que el Senado canadiense "está abierto a recibir sugerencias y consejos" de los legisladores mexicanos para "ver si hay un sendero en el que podamos aportar soluciones" en la materia, y reconoció que es un tema que corresponde a los gobiernos de las dos naciones.

El legislador canadiense sostuvo que si bien las visas son un instrumento que utilizan la mayoría de los países del mundo "quizá ya ha cumplido su función", por lo que se deben "revisar otros modelos" para permitir el ingreso de migrantes.

No%l A. Kinsella, de origen italiano, defendió el aporte que han hecho a Canadá los mexicanos que viven en ese país en todos los rubros, pues han contribuido de manera importante a la construcción de esa nación.

Sobre la posibilidad de revisar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), sostuvo que es una decisión que corresponde a los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos, que deben adoptar mejores prácticas para reposicionar esa región del mundo.

A su vez, el presidente del Senado de la República, Carlos Navarrete, hizo patente el interés de México por apoyar a Canadá en la lucha contra la influenza A (H1N1) en la temporada invernal con la experiencia que se adquirió en el combate y prevención de ese mal.

"México resistió, aprendió bien y enfrentó con éxito la influenza, por lo que Canadá cuenta con nuestro respaldo para combatir dicho mal", subrayó el también presidente de la delegación mexicana, integrada por seis senadores y cinco diputados.

Antes, los legisladores participaron en un encuentro con el ministro de Estado, Keith Ashfield, quien explicó a los mexicanos las oportunidades que ofrece el puerto de Saint John, cuyas instalaciones recorrieron.

Por la tarde celebraron la primera sesión de trabajo con sus contrapartes canadienses en la que discutieron a puerta cerrada los temas de medio ambiente y energías alternativas.

De último momento y a petición del diputado Porfirio Muñoz Ledo, del Partido del Trabajo (PT), se incluyó en la reunión interparlamentaria el caso de la empresa minera San Javier, de origen canadiense, y que opera en San Luis Potosí, la cual enfrenta problemas legales en México.

Las actividades continuarán este domingo, pero en Ottawa, hacia donde partirán los legisladores mexicanos al mediodía, y serán recibidos en el aeropuerto Macdonald-Cartier por el presidente de la Cámara de los Comunes, Peter Milliken.