Notimex
México.- Los actores estadunidenses Adam Sandler y Kevin James dijeron estar dispuestos a apoyar a la comunidad gay en alguno de los movimientos que realicen, aunque aclararon que la filmación de "Yo los declaro marido... y Larry" nunca tuvo ese objetivo.
En el largometraje que este viernes iniciará su corrida comercial en México, ambos interpretan a dos bomberos que se hacen pasar por homosexuales para salvaguardar el futuro de los hijos de "Larry" (Kevin James).

Expresaron que están abiertos a cualquier posibilidad, aunque su intención nunca fue convertirse en representantes de las personas que tienen preferencia por los de su mismo sexo, pues suponen que a ellos no les agradaría que alguien sea su portavoz.

"Si podemos ayudar en algo más adelante, lo haremos, pero no es nuestra intención. Más que una película sobre gays, hicimos una que habla sobre la tolerancia y la amistad. No buscamos una postura política, sólo hicimos un filme chistoso sin ofender a nadie", explicó Sandler.

Durante su visita a México, y sin la seriedad que amerita un encuentro con la prensa para hablar sobre su participación en la comedia cinematográfica, ambas estrellas de Hollywood chacotearon al momento de responder las preguntas; algunas fueron poco entendibles, pues a mitad de la conferencia se canceló la traducción simultánea sin justificación alguna.

Dijeron que la relación laboral entre ellos trascendió ya a amistad gracias a "Yo los declaro marido... y Larry", y no descartaron volver a compartir créditos en el futuro; tan es así que para Sandler, James es uno de sus mejores camaradas en la actualidad.

Al preguntarles sobre los momentos en que tuvieron que acercarse demasiado para hacer creíbles sus personajes, Kevin comentó en tono de broma: "Me di cuenta que sus piernas son muy calientes, lo peor es que huele feo, bueno, un poco diferente".

La carrera de Sandler también se compone de películas con papeles de serio, lo cual no significa que busque ganar algún premio por su trabajo, según anotó: "No me esfuerzo por los trofeos, ni tampoco aspiro a ser como Eddie Murphy, sólo me gusta dar lo mejor que puedo".

Dijeron que el filme ha sido uno de los más divertidos que han hecho y que la escena de la boda fue la más ocurrente, pues no pararon de reír en la toma de fotografías.

Lo más complicado para Kevin fue la capacitación para hacer realidad su personaje de bombero, ya que se sometió a extenuantes jornadas de ejercicio y confesó que le teme a las alturas. "En realidad no lo disfruté, me di cuenta que no necesito de ese tipo de cosas para mi vida".

"Yo los declaro marido... y Larry" está basada en un guión de Barry Fanaro, Alexander Payne y James Taylor. Cuestiona y critica sistemas sobre los derechos humanos y civiles al abordar el machismo y la homofobia institucionalizada.

"I now pronounce you Chuck and Larry", su nombre original, presenta la reacción positiva y negativa de la sociedad cuando alguien se pronuncia gay, pero también, de manera divertida, expone a detalle los sentimientos de amor, compañerismo y solidaridad.

Es la historia de "Chuck Levine" (Adam Sandler) y "Larry Valentine" (Kevin James), el orgullo del parque de bomberos en Nueva York. Son amigos inseparables que siempre están dispuestos a hacer todo el uno por el otro.

"Larry" es viudo y ante todo quiere proteger a su familia, mientras que "Chuck" desea disfrutar de la vida como soltero; el problema es que el primero le salvó la vida en un incendio y ahora le toca "cobrarle" el favor.

Se trata de un trámite burocrático que impide a "Larry" que sus dos hijos sean los beneficiarios de su seguro de vida. Para solucionarlo, basta con que "Chuck" firme unos formularios como pareja de "Larry" en función de los derechos civiles entre gays.

El resto del elenco lo conforman Jessica Biel, Ving Rhames, Steve Buscemi, Dan Aykroyd, Gary Valentine, Jonathan Loughran, Michael Buscemi, Nicholas Turturro, JD Donaruma, Nick Swardson, Mary Pat Gleason, Coll Morgan, Shelby Adamowsky y Richard Chamberlain.