Notimex
México.- Las organizaciones campesinas que se manifestaron contra la apertura total del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) asistirán a la reunión del jueves próximo con autoridades federales con disposición al diálogo y a la toma de acuerdos.
El representante de la Confederación Nacional Campesina (CNC) ante el Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS), Gerardo Sánchez García, informó que este lunes se entregó a la Secretaría de Gobernación (Segob) la preagenda para iniciar las mesas de negociación.

En entrevista, Sánchez García destacó que en dicho documento se establecen los mecanismos para abordar los temas que no han tenido respuesta y se propone iniciar la reunión con un balance de los compromisos generados en la mesa de diálogo en ambas partes a partir de 2007.

También "se fijará el posicionamiento del movimiento campesino, sindical y ciudadano, se escuchará la respuesta del gobierno federal y en caso necesario se dará una réplica por los ponentes y por último se determinarán acuerdos y compromisos por el gobierno federal".

En este caso, agregó, la presentación de la agenda y el método para conducir la mesa se van a definir en la mecánica de trabajo y se sentarán las bases después de que se haga el preámbulo de los compromisos generados desde 2007 y ver los avances de la preagenda.

A la reunión, precisó, acudirán los 25 representantes de la coordinación general del movimiento con sus respectivos suplentes y se pidió que asistan los titulares de las secretarías de Hacienda y Crédito Público, de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social y de Energía.

En la preagenda se tocarán temas "que están en el tintero desde hace mucho tiempo, como el adendo para el Acuerdo Nacional para el Campo (ANC), el Reglamento Interno del CMDRS, la administración para regulación de importación y exportación de granos y el programa de empleo para las zonas expulsoras de migrantes".

Dio a conocer que de forma previa las organizaciones que firmaron el Pacto por la Soberanía Alimetaria y Energética, los Derechos de los trabajadores y las Libertades Democráticas, sostendrán una reunión interna para discutir su posición.

A su vez, el dirigente de la Central Campesina Independiente (CCI), Rafael Galindo Jaime, comentó que el titular de la Segob, Juan Camilo Mouriño, como enlace principal del Ejecutivo federal, debe comprometerse a varias cosas porque "los planteamientos que hacemos no están fuera de la ley, de los esquemas jurídicos o legales".

Planteó que los representantes del gobierno federal que acudan a la reunión programada para el próximo jueves "deben comprometerse a aceptar que el campo está en una situación grave, en una situación de emergencia y que para enfrentarla se deben revisar y reorientar las políticas públicas".

Mencionó que se tiene mucho presupuesto para el campo, pero no se ha sentido ningún efecto benéfico para 90 por ciento de los campesinos, además de que el gobierno debe defender a los productores nacionales de los efectos que están sufriendo con la globalización.

Asimismo, dijo que a nombre de la CCI se hará el planteamiento de que el gobierno "como responsable de las políticas públicas trate por igual a todos los actores, grupos y expresiones sociales sin discriminación y sin favoritismo para nadie, porque en el ambiente en el que estamos existe esa inconformidad".

Puntualizó que en lo que toca a la CCI "nosotros vamos con total disposición de dialogar y encontrar acuerdos, no nada más dialogar por dialogar", por lo que las condiciones deben ser tres, la primera diálogo; dos, los acuerdos; y tres los resultados concretos, es decir aterrizar los acuerdos.

A su vez, el dirigente de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Correa, aseveró que las organizaciones campesinas pretenden acudir a la citada reunión con un planteamiento que incluye la solicitud "de algunas señales del gobierno de respuestas inmediatas".

Entre estas citó las modificaciones a las reglas de operación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; el tema del adendo del ANC, el reglamento del CMDRS y la creación de una reserva estratégica de granos y un programa de empleos para las zonas expulsoras de mano de obra.

Una vez que esas señales se den entonces se irá a la agenda general de diálogo de las organizaciones campesinas, sindicales y ciudadanas. "Mañana se le dará el último ajuste y con esa agenda concurriríamos el 6 para dejarla en manos del secretario de Gobernación".