Los artistas que la sl concierto "Dream" en el Radio City Musical para la recolección de fondos destinados al monumento en honor a Martin Luther King, nunca se imaginaron que surgiría un disputa sobre la elaboración de la escultura.
Los Angeles, EU.- La discrepancia se debe a la selección del escultor chino Lei Yixin en lugar de un artista miembro de la comunidad afroamericana, según informa hoy el diario "The New York Times".

La contienda, que ya lleva varios meses, se da entre Yixin y Ed Dwight, un escultor afroamericano, que participó y aprobó la selección de este artista asiático en el año 2006, pero que ahora critica su obra por considerar que éste desconoce la cultura negra.

Dwight considera que su crítica no es valorada por ser considerada como producto de la envidia. "La cabeza está muy echada para atrás, su ropa no es la adecuada, sus ojos son demasiado profundos, su boca está hundida", asegura al describir la escultura.

A esta controversia se suman los comentarios de la semana pasada de Harry Wu, un activista de los derechos humanos, que pasó 19 años en una prisión china, y que censura la elección de Yixin debido a sus esculturas en honor a Mao. "Cómo pudo hacer una escultura en honor a Mao. Es un carnicero", indicó a este rotativo.

Para Cheryl Finley, un profesor de historia del arte que enseña arte afroamericano en la Universidad Cornell, se está tallando un espacio de la historia negra y un hombre negro en el contexto nacional, "por eso el foco de atención se está centrando en el artista", aseguró.

Paul William, especialista en museos, coincide con Finley en la importancia de la elección del artista. "Los monumentos son algo explícitamente simbólico", indica.

Disputas como ésta se han visto en otras disciplinas como en cine.

La película sobre Malcolm X fue criticada por Spike Lee por no ser dirigida por un cineasta negro. Por las mismas razones, el escritor Ishmael Reed vituperó "El color púrpura" de Steven Spielberg.

Se une a esta lista el escritor August Wilson, ganador de un premio Pulitzer, que no ha querido ceder los derechos de su obra "Fences" a ningún artista que no fuese negro. "Tenemos una forma diferente de responder al mundo", aseguró tras rechazar una propuesta del estudio Paramount.

Unos de los miembros del panel de selección cree que los artistas que se involucran en este tipo de proyectos se apasionan con sus creaciones, por lo que ahora los egos de estos artistas forman parte de esta disputa.

Según el jefe de la fundación encargada del monumento, Harry Johnson, la escultura que se planea realizar en honor a King es en piedra, por lo que se buscó un artista con experiencia en granito.

"Ningún artista negro llenó este requisito. Lei fue elegido no por su creencias políticas o por su ideología, sino porque podría hacer el trabajo", concluyó.