La Jornada
La Nobel de Literatura enfurece a EU por decir que `el 11-S no fue tan terrible', y que son un pueblo ingenuo
Doris Lessing, ganadora del Premio Nobel de Literatura este año, corre el riesgo de incurrir en la ira de los estadounidenses por acusarlos de reaccionar más de la cuenta a los ataques del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas, los cuales, dijo, "no fueron tan terribles".

Al comparar los ataques de Al Qaeda, en los que murieron casi 3 mil personas, con la campaña del Ejército Republicano Irlandés, que cobró 2 mil vidas a lo largo de tres décadas, la escritora inglesa, conocida por expresar sin reparos sus opiniones, señaló que los estadounidenses fueron "ingenuos" al creer que esa tragedia fue única.

"El 11 de septiembre fue terrible, pero si uno se remonta a la historia del ERI, lo que ocurrió a los estadunidenses no fue tan terrible", declaró Lessing al diario español El País. "Algunos estadounidenses dirán que estoy loca. Muchas personas murieron, dos prominentes edificios cayeron, pero no fue tan terrible ni tan extraordinario como ellos creen".

Lessing, cuya trayectoria de 57 años fue elogiada este mes por el jurado Nobel por su "escepticismo, fuego y poder visionario", también comentó sobre los estadounidenses: "son un pueblo ingenuo, o fingen serlo".

La escritora, que celebró el martes su cumpleaños 88, evocó la gravedad del ataque con bombas del ERI Provisional al gobierno de Margaret Thatcher durante la conferencia del Partido Conservador, en 1984. La primera ministra escapó por poco, pero cinco personas murieron y 34 resultaron heridas.

"¿Saben qué olvida la gente? Que el ERI atacó con bombas a nuestro gobierno", expresó Lessing. "Mató a varias personas cuando se realizaba una conferencia del Partido Conservador en la que estaba la primera ministra, Margaret Thatcher. La gente olvida".

Bush es una calamidad mundial

La autora galardonada, quien siempre ha adoptado una postura enérgica contra la injusticia política, fustigó también los gobiernos de Tony Blair y George Bush. "Desde el principio odié a Tony Blair", dijo. "Muchos lo odiamos. Creo que ha sido un desastre para Gran Bretaña y lo hemos sufrido durante años. Lo dije cuando lo eligieron: `este hombre es un comediantito que nos va a causar problemas'. Y así fue".

Lessing, cuyo libro "El Cuaderno Dorado" inspiró a una generación de feministas, no fue más amable con el actual ocupante de la Casa Blanca: "en cuanto a Bush, es una calamidad mundial. Todos están cansados de ese hombre. O es estúpido o es demasiado listo, aunque hay que recordar que es miembro de una clase social que ha lucrado con las guerras".

Sus críticas no se limitaron a Occidente. Nacida en 1919 en la ciudad de Kermanshah, en lo que es hoy Irán occidental, habló sobre el régimen actual de Teherán: "detesto a Irán. Detesto al gobierno iraní. Es un gobierno cruel y malvado. Miren lo que le pasó a su presidente en Nueva York. Lo llamaron cruel y malvado en la Universidad de Columbia. ¡Maravilloso! Le hubieran dicho más. Nadie lo critica, por el petróleo".

Lessing siempre ha sido muy politizada; después de la Segunda Guerra Mundial se declaró comunista. Entre sus 15 novelas están "El Cuaderno Dorado" y "La Hierba Canta", en las que hila complejas narrativas en torno a tabúes sexuales y políticos.

En un discurso en el Festival del Heno, este año, dijo que la libertad de escribir y decir lo que se piensa es muy importante para un escritor. "Somos libres. puedo decir lo que pienso. Somos afortunados, privilegiados. ¿Por qué no aprovecharlo, entonces?".