Crecen grupos de odio en 2008; reaccionan también a crisis económica
Los grupos racistas aumentaron desde 2000 en 54% en todo Estados Unidos, según un informe hecho público ayer por la organización Southern Poverty Law Center, que remarca que la presencia de un afroestadounidense en la Casa Blanca ha impulsado el racismo en el país.

El estudio hecho por esta organización de defensa de los derechos humanos identifica la existencia de 926 grupos de odio en Estados Unidos durante el 2008. En 2007 había 888 grupos registrados y, en el año 2000, 602.

El incremento marcado en el 2008 se debe, según el informe, a la reacción generada por la llegada de Barack Obama a la Presidencia, al miedo ante la inmigración, especialmente latina, y a la crisis económica.

"La elección ha inflamado a los extremistas racistas, que ven cómo su país está sitiado por personas que no son blancas", valora el editor del informe, Mark Potok, que añade: "La idea de tener un hombre negro en la Casa Blanca, más la profunda crisis económica y la importante inmigración latina ha dado a los defensores de la raza blanca una plataforma real para reclutar a gente".

Según Southern Poverty, los extremistas culpan a los inmigrantes y a las minorías de ser las responsables de la crisis de las hipotecas.

El aumento de grupos contra inmigrantes latinos en los últimos años coincide, según la organización, con un aumento del 40% de los crímenes de odio contra latinos entre 2003 y 2007, segun datos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos.

Uno de los casos es el asesinato del ecuatoriano Jose Sucuzhanay, después de ser golpeado con una botella y un bate de beisbol en diciembre pasado, en Nueva York. Los agresores se dirigieron al joven con gritos antihispanos y antigays. Este miércoles se detuvo a uno de los presuntos autores, Hakim Scott, de 25 años y vecino del Bronx, mientras hay una orden de busca y captura con una recompensa de unos 20 mil dólares para arrestar a Keith Phoenix, de 28 años y vecino también del Bronx.

El informe de Southern Poverty detalla los diferentes grupos de odio registrados: neonazis, blancos nacionalistas, neoconfederalistas, skinheads, negros separatistas, afines al Ku Klux Klan, antigays, antiinmigrantes, los que se dedican a producir música racista y quienes hacen propaganda de que el Holocausto no existió.