Hacienda, Agustín Cassten, Congreso, economía
México, D.F. .- El secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, sostuvo hoy ante diputados que pese a las "alzas de precios en algunos bienes básicos, especialmente alimentos" la economía del país "se ha mostrado sólida".
Carstens sostuvo ante los legisladores que la inflación, que en la primera quincena de septiembre fue superior a lo esperado al alcanzar 0,68 por ciento, es un fenómeno que ha resentido "todas las economías del planeta".

Sin embargo, pese a reconocer los aumentos que se han registrado en los precios, sobre todo de alimentos vegetales, derivados del trigo, huevo y derivados de los lácteos, el funcionario sostuvo que "la tasa de inflación ha registrado aumentos moderados" y que no se "ha desbordado ni amenaza con hacerlo". Carstens afirmó a los diputados que el gobierno no permanecerá "pasivo ante escaladas de precios injustificadas" y que "el gobierno actuará con toda firmeza".

El secretario de Hacienda de México dijo también ante los diputados que a "pesar de un ambiente económico mundial relativamente adverso, hay crecimiento y hay inversión".

La inflación registrada durante la primera quincena de septiembre (el indicador del mes será dado a conocer hasta el nueve próximo) llevó al gobierno a suspender la entrada en vigencia de un anunciado aumento escalonado al precio de la gasolina y el diesel de dos centavos de peso por mes durante 18 meses, un total del cinco por ciento, que debía haber entrado en vigencia el pasado 1 de octubre.

El incremento a la gasolina y el diesel, que fue aprobado a mediados de septiembre por el legislativo junto con nuevos impuestos que las empresas también consideran inflacionario entrará en vigencia el primero de enero próximo.

El aumento al costo de vida, sobre todo en la llamada canasta de productos básicos, que integran 43 productos fue desde diciembre de 2006 hasta agosto pasado de 34,17 por ciento, según un cálculo basado en cifras oficiales publicado por el diario "La Jornada".

Mientras tanto, los sindicatos estiman que la inflación al final del año será superior a la prevista por el gobierno de 3,5 por ciento.