Foto: Vanguardia/Archivo
Cinvestav Prensa
La colaboración de investigadores del Cinvestav con los diversos experimentos del CERN ha permitido a los estudiantes mexicanos incorporarse a este proyecto multinacional
Ginebra, Suiza. Originaria del barrio de Peralvillo en el Distrito Federal, Elizabeth Castañeda Miranda, recuerda que hace sólo tres años estaba terminando su formación de posgrado en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y, hoy gracias a la calidad de esa enseñanza se encuentra representando a una de las mejores universidades del mundo en el proyecto científico más grande de la historia.

Asegura que la formación que recibió en el Cinvestav le permitió contar con un entrenamiento de alta calidad para competir con los egresados de las universidades más importantes del mundo y participar en proyectos como el Gran Colisonador de Hadrones (LCH) en el Centro Europeo de Energía Nuclear (CERN), en la frontera de Francia y Suiza.

Egresada del Departamento de Física del Cinvestav, Castañeda Miranda actualmente es estudiante posdoctoral de la Universidad de Johannesburgo, lo que le permite trabajar en diversos proyectos del experimento ATLAS, uno de los cuatro detectores del LHC. "Ahora que me encuentro aquí puedo ver que estamos a nivel de universidades importantes como Harvard o el Tecnológico de Massachusetts".

Castañeda Miranda concluyó sus estudios de posgrado en 2011. Realizó su maestría en el proyecto ALICE, a través de la colaboración que el Cinvestav mantiene con el LHC y comenta que eso le permitió entrenarse para la competencia real, conocer el trabajo bajo presión y tener la posibilidad de elaborar un buen tema de tesis doctoral.

"La formación obtenida en todo mi periodo de doctorado en Cinvestav y ATLAS, fue de gran importancia, ya que acreditó mi experiencia en el área de física de altas energías y en cualquier análisis de búsqueda o descubrimiento", aseguró la investigadora que evoca el esfuerzo de su madre para apoyar su vocación científica.

A pesar de que ya concluyó su relación académica con el Cinvestav, Castañeda Miranda asegura que eso no ocurre con su relación científica, dado que actualmente mantiene constante colaboración con investigadores que la formaron como Heriberto Castilla y Gerardo Herrera, lo cual le ha permitido incorporar a nuevos estudiantes a su grupo de investigación.

La egresada del Cinvestav trabaja en el experimento ATLAS en la búsqueda de la evidencia del Higss del Modelo Estándar, siguiendo la línea del descubrimiento de julio de 2012. "Estamos interpretando los datos para comprobar, sí ese Higgs es del Modelo Estándar o si hay otra  interpretación más atrás de ello".

El ser pionera de la participación mexicana en el detector ATLAS, no es suficiente logro para Elizabeth, quien ha logrado trascender y convertirse en una líder dentro de este estudio, por lo que ha propuesto nuevas técnicas de estudio para el análisis de datos y continua la búsqueda de una resonancia de masa pesada llamada "Z prima", que podría convertirse en una evidencia de una física más allá del Modelo Estándar, que serviría para nuevas teorías.

Como mexicana y egresada del Cinvestav, Castañeda Miranda se siente orgullosa de su formación en el país, "porque me brindaron una preparación de calidad y gracias a los profesores, hoy otros compañeros y yo podemos estar aquí trabajado para diversas universidades".

La investigadora mantiene vínculos académicos con México participando en congresos y en un futuro le gustaría reintegrarse a la ciencia mexicana. "No importa que no trabaje para una universidad mexicana, siento que con mi investigación sigo aportando algo para el país", resaltó.

Por eso le gustaría apoyar a otros estudiantes mexicanos con entrenamiento, ya sea como asesora o directora de tesis. "A los estudiantes mexicanos les brindaría un entrenamiento general, no sólo de conocimiento, también de carácter, porque aquí en el CERN no sólo es necesario saber todo de física, también se debe defender el trabajo y tener seguridad en él", concluyó.