Jerusalén, Israel.- El primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, volvieron a reunirse el miércoles en Jerusalén para preparar una reunión internacional sobre Oriente Medio prevista para noviembre en Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.
Por primera vez, los equipos de negociadores israelí y palestino creados recientemente para discutir las grandes líneas de una solución participan en este encuentro, que se lleva a cabo en la residencia oficial de Olmert en Jerusalén.

"Los equipos de negociadores discutirán cuestiones clave cruciales para llegar a la solución de dos Estados", uno israelí y uno palestino que coexistan en paz, declaró a la AFP un funcionario israelí.

Se trata de la cuarta cumbre en dos meses entre Olmert y Abas. Los dos afirman que quieren llegar a un acuerdo de principio sobre las cuestiones de fondo antes de la reunión internacional, propuesta por el presidente norteamericano George W. Bush para poner fin al estancamiento del proceso de paz y favorecer la creación de un Estado palestino independiente.

Las principales cuestiones que se discuten, y con las cuales chocaron las negociaciones anteriores, se refieren a las fronteras del futuro Estado palestino, el estatuto de Jerusalén y de las colonias judías, la suerte de los refugiados palestinos y las fuentes de agua.

A pesar de los progresos registrados hasta la fecha, todavía hay divergencias.

Abas quiere llegar a un acuerdo marco que siente las bases de una solución final del conflicto, mientras que Olmert prefiere un documento menos apremiante.

Según el diario Yediot Aharonot, los allegados de Olmert consideran que las negociaciones sobre la redacción de dicho documento continuarán durante algunas semanas. Olmert podría presentarlo luego al gobierno, y si fuese necesario, ante el parlamento, a fines de octubre, según la misma fuente.

El viceprimer ministro israelí Haim Ramon, de visita en Madrid, expresó su optimismo sobre las probabilidades de éxito de la reunión internacional, en una entrevista publicada el miércoles por el diario El País.

"El señor Olmert y el señor Abas han estado hablando los últimos dos meses sobre los temas fundamentales para preparar esa reunión. Nadie sabe los detalles todavía, pero que hayan decidido poner en común puntos de discusión es una buena señal. Las partes van a trabajar este mes para intentar formular las ideas de los dos líderes y alcanzar una declaración conjunta que será la base para la conferencia de paz de noviembre. El escenario es bueno. Confío en que todo salga bien", declaró.

"El principal asunto que debemos tratar en Estados Unidos es la relación entre israelíes y palestinos. Si alcanzamos una declaración conjunta que tenga el respaldo de la comunidad internacional --incluidos los países árabes moderados, como Egipto, Jordania, Arabia Saudí, Emiratos-- será un paso importante para alcanzar la paz. Esté o no Siria", agregó.

La presencia de Siria en esta reunión todavía no fue definida.