Redacción
El Ejército Mexicano y la Policía Federal Preventiva mantienen operativos de vigilancia en numerosos municipios del estado por la creciente ola de violencia que azota a Coahuila.
Pero no sólo Saltillo, Torreón, Monclova, Piedras Negras, Ciudad Acuña o Castaños -entre otras- experimentan fuerte presencia de los cuerpos de seguridad, que igual inspeccionan vehículos y hacen rondines por zonas peligrosas; también ranchos y propiedades de particulares en ejidos de varios municipios, principalmente del centro y norte de Coahuila permanecen prácticamente sitiados por miembros del Ejército.

La situación obedece -según fuentes de castrenses- a las últimas ejecuciones en Torreón que aparentemente tienen relación directa con el narcotráfico y el crimen organizado.

Extraoficialmente se sabe que se trata de algunos inmuebles en donde hay indicios de operaciones relacionadas con el tráfico de drogas, y no se descarta que incluso de armas.

Será permanente
El resguardo inició hace algunos días con una propiedad en el municipio de Castaños, y aunque no se reveló el nombre, se dijo que la vigilancia sería permanente en éste y otros lugares de las regiones Norte y Centro.

"Lo que queremos es que no se alarme a la gente, son operativos y vigilancias de rutina en las que se busca prevenir cualquier acción delictiva, hay que tomar en cuenta lo que está ocurriendo en Torreón", dijo la fuente, quien aportó la información bajo la condición de no revelar sus generales.

Aunque se desconoce si habrá cateos en dichos inmuebles que permanecen bajo la seguridad del Ejército Mexicano, se indicó que los operativos serán permanentes.

Cabe mencionar que desde el jueves pasado, activos de la Procuraduría General de la República (PGR) patrullan desde el aire, en helicópteros, zonas de la periferia de Castaños y Monclova. La fuente aseguró que incluso, para los próximos días se espera el arribo de un grupo de militares que reforzarán la seguridad en la Región Sureste del estado y que se notará mayor presencia militar en esta capital.

Sobre el incremento en el número de militares, Homero Ramos Gloria, secretario de Gobierno, no descartó la posibilidad, aunque dijo que mantendría la reserva de la situación, por cuestiones de estrategia y seguridad.

El informante consideró que el combate a las bandas organizadas en otros estados del país como en Tamaulipas, hace que los miembros de los diferentes cárteles se desplacen a otros sitios en busca de espacios para comercializar las drogas o extorsionar empresarios, consumar secuestros, como en la Comarca Lagunera.

"De ahí la importancia de fortalecer el cerco y blindar a la entidad contra la operación del narcotráfico y el crimen organizado", concluyó. Levantan paro policías en PN
>Mi Estado