Agencias
Es un producto muy apreciado en el ritual higiénico de los bebés y, aunque no lo creas, también puedes darle otros muy variados usos.
  • En el auto. _Sí, frotando aceite para bebé puedes disimular rayaduras en las cubiertas de plástico del odómetro y otros indicadores en el tablero de tu auto.
  • Anillo atorado. _Es una situación muy común que puedes resolver lubricando primero el área del anillo con una cantidad generosa de aceite para bebé. Gira el anillo para extender hacia abajo el producto, y después retíralo. Verás que saldrá con facilidad.
  • Brillo en la cocina._ Con un paño suave y unas gotas de aceite para bebé, puedes renovar tus piletas de acero inoxidable deslucidas. Usa una toalla para secarlas y, si es necesario, repite la operación. También es útil para eliminar manchas en aparatos de cocina y accesorios de baño cromados.