M. González y N. Junquera/El País
"Si el barco navega libre ha sido gracias al esfuerzo de mucha gente y la colaboración de todos. Las familias lo han pasado mal pero han tenido un comportamiento que les quiero agradecer. Han cumplido fielmente lo que les pedí en la reunión y les doy la enhorabuena a todos", ha asegurado el presidente.
Madrid, España El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha confirmado que el atunero vasco Alakrana, secuestrado en Somalia desde el pasado 2 de octubre, "navega libremente hacia aguas más seguras", lo que da por concluida la crisis. Minutos antes de la conferencia de prensa de Zapatero, el propio armador confirmó a ELPAIS.com la liberación del atunero. El Alakrana navega ahora escoltado por las fragatas Méndez Núñez y Canarias, rumbo a Seychelles, distancia que tardará en recorrer entre 40 y 48 horas.

Durante la noche, hasta 68 piratas han llegado a estar en el barco, aunque lo han ido abandonando progresivamente. Los últimos cinco han bajado del Alakrana a primera hora de la tarde, poco antes de que compareciera el presidente del Gobierno.

Zapatero ha defendido la actuación del Ejecutivo y ha asegurado que se ha hecho "lo que teníamos que hacer" y, a continuación, ha reiterado su petición de prudencia y colaboración "a todos" en los próximos días ya que todavía "hay cuestiones que afectan a la seguridad del Estado y debemos actuar con sentido de la responsabilidad". Zapatero ha repetido este mensaje en varias ocasiones, sobre todo a preguntas de los periodistas.

"Si el barco navega libre ha sido gracias al esfuerzo de mucha gente y la colaboración de todos. Las familias lo han pasado mal pero han tenido un comportamiento que les quiero agradecer. Han cumplido fielmente lo que les pedí en la reunión y les doy la enhorabuena a todos", ha asegurado el presidente.

El jefe del Ejecutivo ha pedido que, si se repite una situación como la vivida por el Alakrana, prime la discreción, "no por interés del Gobierno, sino por interés colectivo", ya que su primera obligación es "salvar la vida de los compatriotas".

Zapatero ha destacado la "colaboración" del líder de la oposición, Mariano Rajoy.

2.3 millones de rescate

El Gobierno esperaba la liberación del pesquero y de toda la tripulación tras haberse haberse producido el pago del rescate por parte del armador. Una vez satisfecha la cantidad exigida, los piratas abandonaron el barco. Uno de los captores había cifrado esta mañana en 2,3 millones de euros la cantidad reclamada para dejar en libertad a los marineros, si bien este extremo no ha sido confirmado. El pesquero español estaba fondeado a poco más de una milla de la costa somalí y controlado por la fragata española Méndez Núñez.

El presidente del Gobierno ha trasladado su "afecto y consideración" a la tripulación del Alakrana, ha felicitado a los servicios de inteligencia y a los miembros del Ejecutivo que han participado en la resolución de la crisis y ha destacado la labor del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, por "su gran eficacia". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se encontraba reunida desde esta mañana con el director del CNI, Félix Sanz Roldán, y miembros del Estado Mayor de la Defensa.

La portavoz delPP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, confirmó también esta mañana que Zapatero había llamado a Rajoy para informarle de que el secuestro estaba en vías de solución.

El presidente tenía prevista una comparecencia ante los medios esta mañana tras reunirse con el presidente de Hungría, László Sólyón, pero la retrasó a la una y media y posteriormente a las dos y cuarto para ofrecer los detalles de la liberación.

Momentos críticos

La situación en el atunero vasco continuaba siendo complicada a primeras horas de la mañana. Según ha declarado esta mañana a la cadena SER el patrón de la embarcación, había una presencia masiva de corsarios en el Alakrana. "Estamos en un momento muy crítico, hay 63 piratas a bordo",afirmó en una conversación telefónica Ricardo Blach. El patróndioa entender que la liberación estaba muy próxima al confirmar a Efe Radio que los piratas estabanaguardando una llamada que podría resolver el secuestro. "No me dejan que hable, estamos esperando la llamada", indicó.

Blach no quiso dar ninguna explicación más porque, segúnsubrayó, tenía que dejar la línea telefónica libre. "Es muy importante para nosotros", selimitó a afirmar. El patrón confirmó que los 36 tripulantes del barco estaban bien. Preguntado por si confíaba en que el dinero del rescate se pagara entre hoy o mañana como muy tarde,el patrónrespondió: "Yo supongo que antes, supongo que antes, pero la verdad es que no puedo decir más". Posteriormente, el patrón confirmó a la Cadena SER este extremo en términos muy similares y, preguntado por si espera que el secuestro acabe hoy mismo, respondió que "sí".