Notimex
México.- Desde la perspectiva de un médico hacia su paciente, el técnico argentino Rubén Omar Romano diagnosticó la crisis que vive América como un resfriado, mas no como una pulmonía y por lo tanto no está grave.
Aguilas es último del Grupo Dos con dos juegos ganados, un empatado y cinco perdidos, para siete puntos, pero lo que agravó la situación fue la derrota 0-3 ante Tigres. De hecho por los resultados negativos sustituyó Romano en el puesto a su compatriota Daniel Brailovsky.

Desde su analogía, Romano explicó: "soy el doctor, la enfermedad (que tiene el equipo) se la voy a decir a mis jugadores y no la voy a decir a ustedes, (sí a ellos) de qué está enfermo (el equipo) y por supuesto que hay cura".

En el transcurso de la conferencia, señaló que "no está tan grave el equipo" y posteriormente preciso que "está resfriado, lo que pasa es que ustedes quieren ver una pulmonía, pero está resfriado y vamos a tratar que dure lo menos posible".

De hecho, dijo que empezó la cura pero ha tenido poco tiempo de trabajo para hacerlo, pero hoy habló esperanzado de aprovechar esta semana, de que no hay partido intermedio para que ante San Luis se note más la forma de desempeño de las Aguilas.

Por eso adelantó que habrá mayor dinámica, se verá un equipo diferente, aunque aseguró que en los dos últimos encuentros hubo lapsos en que se notó su estilo.

Aunque dijo que no será fácil el encuentro que viene pues será ante San Luis, al que consideró un equipo canchero y peligroso, formado por jugadores que de repente adormecen y de repente despiertan para hacer daño.

Respecto al hecho de tener un plantel disminuido, principalmente por lesionados que lo obligan a echar mano de jóvenes todavía sin la madurez para encarar la exigencia de la institución, afirmó que eso lo supo desde un principio.

"Eso ya lo sabía, por eso no hay excusa y al mismo tiempo es un reto sacar al equipo adelante", afirmó.

Señaló que esa será una labor de grupo, nada individual y por eso fue tan importante la plática que tuvo hoy el presidente del club, Guillermo Cañedo White, en la que resaltó la unión para cerrar filas.

"Nos pidió tranquilidad, paciencia, ser solidarios, que todos debemos estar juntos, él está con el equipo apoya y más que nada todo depende de nosotros para salir adelante", dijo de las palabras de Guillermo Cañedo durante la plática.