Foto: Vanguardia/Especial
La Jornada
La Iniciativa Slim en Medicina Genómica presenta resultados de investigación, de 65 mdd
México, DF. El Instituto Carlos Slim de la Salud, en colaboración con los institutos Broad, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y Harvard, y el Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), logró significativos avances en la identificación de bases genéticas de la diabetes mellitus tipo 2 y de cánceres que afectan a la población mexicana y a la del mundo, como los de mama, cabeza y cuello y linfoma.

Con una inversión de 65 millones de dólares, la Iniciativa Slim en Medicina Genómica desarrolla un trabajo para "identificar los defectos o fallas del cuerpo humano para conocer los riesgos que cada persona enfrenta en relación con esas enfermedades para prevenirlas adecuadamente y contar con tratamientos personalizados más efectivos. Es decir, esto nos lleva a entender las causas de las enfermedades para atacarlas atinadamente", explicó Marco Antonio Slim, presidente del consejo directivo del Instituto Carlos Slim de la Salud.

En conferencia de prensa para dar a conocer los avances del proyecto a dos años de que se inició, el doctor Eric Lander, director fundador del Instituto Broad, puntualizó que se hallaron algunas mutaciones y alteraciones cromosómicas, jamás descritas en relación con el cáncer de mama, que pueden dar lugar a nuevos esquemas de tratamiento, así como una causa común para los diversos tumores de cabeza y cuello, que podría servir de blanco de tratamiento.

También encontraron nuevas mutaciones y procesos metabólicos causantes del linfoma de células B y la demostración de genes únicos de la diabetes mellitus tipo 2 en poblaciones latinoamericanas, los cuales predisponen a los individuos a la enfermedad y no habían sido detectados en otras poblaciones.

Asimismo, han realizado estudios sobre cinco tipos de tumores infantiles, cáncer cervicouterino y enfermedades renales.

Se decidió estudiar dichos padecimientos por su impacto en la salud pública y la factibilidad científica.

"Gracias al progreso genético, en algún momento llegará la cura, lo que hará una diferencia para la salud pública", señaló el especialista en genoma humano.

Aunque el investigador estadunidense se mostró reacio a afirmar que la cura para dichos padecimientos se encuentre en el futuro inmediato, el director general del Inmegen, Xavier Soberón, señaló que si bien las aplicaciones aparecen mucho después de que se hacen los descubrimientos, "la predicción es que en la próxima década van a empezar a verse numerosas aplicaciones".

Para los estudios, los investigadores cuentan con el acervo de más de nueve mil muestras, de las cuales se ha analizado la mitad.

Los resultados de las investigaciones han sido destacados en publicaciones científicas de prestigio, como Science y Nature.

Los investigadores subrayaron la importancia de la participación de México en el Consorcio Mundial de Genómica del Cáncer. Destacaron que la alianza entre las instituciones facilitó la transferenciade equipo de alta tecnología del Instituto Broad al Inmegen. También se ha promovido la formación de recursos humanos y el intercambio de investigadores mediante un programa de estancias.

Además, se ha construido una red nacional multidisciplinaria de investigadores e instituciones, entre las que están la Universidad Nacional Autónoma de México y los institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.