El investigador español Mariano Barbacid, que hace 25 años logró descifrar el primer oncogen, señala en una entrevista con Efe, ahora que se han descubierto 360, que está más seguro que nunca de que el cáncer no es una enfermedad, sino "más de 150 enemigos distintos".
Madrid, España.- En 1982, este bioquímico y oncólogo logró aislar por primera vez un gen humano mutado capaz de causar cáncer, que luego identificaría como un alelo mutado del proto-oncogen H-RAS, implicado en el tumor de vejiga.

El descubrimiento, que fue realizado en Estados Unidos, donde vivió 24 años (1974-1998), hizo que su nombre pasara a ser conocido.

Luego, todo su empeño se centró en seguir investigando, pero también en crear el primer Centro Nacional Oncológico (CNIO) español, que a primeros del próximo mes de octubre reunirá a 36 de los mejores especialistas del mundo en oncología molecular para discutir sobre oncogenes y sus mecanismos de activación y "lo que se avecina" para los próximos 25 años.

Para Barbacid, "el cáncer es tan solo un crecimiento desordenado de nuestras propias células que nos causa una patología".

"La gran cantidad de tipos celulares que poseemos en nuestro organismo y las casi infinitas maneras en que este crecimiento desordenado puede llegar a producirse es lo que hace que el cáncer abarque tantas enfermedades distintas", señala en una entrevista con Efe.

Sobre la posibilidad de que algún día se le pueda ganar la batalla, sostiene que "es imposible ganar en esos términos porque el cáncer no es una enfermedad, son más de 150 enemigos distintos".

Por esa razón, considera "más apropiado" preguntarse ¿cuándo ganaremos?.

Para Barbacid, algunas de esas batallas "casi se han ganado ya, como es el caso de la leucemia mieloide crónica o los tumores germinales".

"En otras batallas, como los tumores de mama o de próstata, podemos decir que se está a las puertas de la victoria. Desgraciadamente, en otros casos no se está ganando o se está ganado muy lentamente".

Preguntado sobre cuántos compuestos químicos están actualmente en ensayo clínico, señaló que "hay casi 500 ensayos clínicos en oncología, de los que una parte muy importante de ellos corresponden a compuestos químicos".

En cuanto a la posibilidad de alcanzar la curación del cáncer una vez que se ha producido una metástasis, afirmó que "todo es posible, dependiendo de cada tipo de tumor y de cada paciente", pero añadió que, "evidentemente, las posibilidades de curación disminuyen progresivamente a medida que el tumor se disemina por nuestro organismo".

Según Mariano Barbacid, en investigación "es imposible predecir qué nos va deparar el futuro".

El científico español cree que los principales obstáculos para avanzar están en "poder desenmarañar la función de todos estos genes mutados en cáncer y establecer a nivel molecular como un incremento (en el caso de los oncogenes) o una pérdida (en el caso de los genes supresores) de actividad contribuyen a esos cambios fisiológicos que tras muchos años abocan en el desarrollo tumoral".

Mariano Barbacid, de 57 años, ha recibido numerosos reconocimientos por su labor científica, entre ellos el Premio Juan Carlos I, el Rhodes Memorial Award y el Charles-Rudolph-Brupbacher.