Montevideo.- El caso de doping que arruinó la carrera de la nadadora brasileña Rubeca Gusmao es "lamentable", aseguró hoy Julio Maglione, presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA).

"Es un hecho lamentable, lamento mucho que se haya liquidado su carrera deportiva, pero por otro lado se demuestra que la lucha contra el dopaje es necesaria", dijo a dpa en Montevideo el máximo responsable de la natación mundial.
Montevideo.- El caso de doping que arruinó la carrera de la nadadora brasileña Rubeca Gusmao es "lamentable", aseguró hoy Julio Maglione, presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA).

"Es un hecho lamentable, lamento mucho que se haya liquidado su carrera deportiva, pero por otro lado se demuestra que la lucha contra el dopaje es necesaria", dijo a dpa en Montevideo el máximo responsable de la natación mundial.

La Corte Arbitral del Deporte (CAS) que apoyó las decisiones de la FINA y anunció hoy en un comunicado que Gusmao ya no podrá volver a nadar profesionalmente.

"La señora Gusmao fue declarada inelegible para competir de por vida", dijo la CAS. Gusmao dio positivo por testosterona durante los campeonatos brasileños de 2006, inicio de una larga batalla legal.

"A pesar de que muchos atletas protesten y digan que son inocentes, los controles son reales, son exactos y son justos", añadió Maglione.

"La lucha contra el dopaje no debe parar, y se deben establecer en un futuro las responsabilidades de los técnicos, las de los médicos y las que eventualmente puedan tener los dirigentes".

"Estoy convencido de que en los problemas de dopaje no está nunca sólo el atleta, hay toda una serie de personas del entorno, de su conocimiento y una serie de elementos que están siendo cómplices", recalcó a dpa Maglione.