La actriz francesa, que ha protagonizado películas de directores como Buñuel, Antonioni, Truffaut y Fassbinder, ha indicado, en una conferencia de prensa previa a su participación en el certamen cinematográfico de Bilbao (País Vasco, norte de España), que para ella este festival "ha sido un descubrimiento", porque "desconocía su existencia".
Bilbao, España.- La actriz francesa Jeanne Moreau ha dicho hoy en Bilbao que para ella el cine "es como un reflejo del mundo" que proyecta "la naturaleza humana o la del director que hace la película, o la de la cultura a la que pertenece" ese realizador.

Moreau ha sido invitada por el Festival de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao-Zinebi, que le entregará mañana el Mikeldi de Honor de esta edición, la número 51 del certamen, en reconocimiento a su carrera profesional.

Hoy mantendrá un coloquio con jóvenes realizadores antes de la proyección de su última película, "Plus tard tu comprendras" (2008), de Amos Gitai.

La actriz francesa, que ha protagonizado películas de directores como Buñuel, Antonioni, Truffaut y Fassbinder, ha indicado, en una conferencia de prensa previa a su participación en el certamen cinematográfico de Bilbao (País Vasco, norte de España), que para ella este festival "ha sido un descubrimiento", porque "desconocía su existencia".

"Cuando me han presentado el catálogo de este certamen -ha agregado-, me ha sorprendido ver lo importante y lo rica y variada que es la selección de películas que en él se han proyectado en sus 51 años de existencia; es decir, cuando todavía Franco estaba vivo".

La actriz se ha declarado "una persona enamorada y realmente apasionada del cine" y se ha definido como "una mujer independiente, autónoma y un poco impertinente", aunque ha reconocido que se deja influir bastante, porque es una persona muy curiosa.

Moreau ha comentado que "cada vez se están produciendo cambios más rápidos en el mundo, sobre todo desde principios de esta década" y ha dicho que le satisface mucho también "ver que cada vez hay mayor número de documentales y de cortometrajes, que ya casi igualan a los largometrajes".

"Quizás, con todo esto -ha aventurado- lo que estemos buscando sea intentar interpretar los sorprendentes eventos que están ocurriendo en todo el mundo y que se están dando en todas las clases sociales, sobre todo en las más frágiles y no tanto en las más dominantes".

Cuestionada sobre su carrera como directora de películas -ha dirigido "Lumière" (1976), que también interpretó, y "L'adolescente" (1979)-, ha señalado que "ha sido una experiencia muy agradable".

"La primera, 'Lumière', se estrenó incluso en Estados Unidos y tuvo muy buena acogida y muy buenas críticas. En la segunda me di cuenta de que, quizás, no tenía un gran talento como directora, y entonces decidí seguir al servicio de los grandes directores como actriz", ha señalado.

"Sin embargo, sí voy a seguir haciendo dirección de teatro", ha precisado.

Preguntada por la importancia de su peculiar voz, potente y grave, en su carrera profesional, Jeanne Moreau ha asegurado que no ha trabajado "nunca" la voz. "He nacido con ella, y el tabaco y los cigarrillos han sido los que han agudizado su metamorfosis".

"La forma de interpretar -ha proseguido- es algo que no se puededefinir; depende de los directores con los que trabajes, de los temas que toques, y, luego, con el paso de los años, el enfoque va cambiando y te vas haciendo cada vez más exigente contigo misma".

"Al final, lo que acabas haciendo es buscar una expresión vocal que termina siendo algo fisiológico, porque incluso tus rasgos cambian y todo acaba evolucionando", ha concluido.