El Universal
Al conmemorar el Día del Cartero, Empleado Postal 2007, el jefe del Ejecutivo anunció un plan para rescatar al Servicio Postal Mexicano (Sepomex) que permita alcanzar la autosuficiencia en 2012 y dejar de depender de subsidios federales.
"Un correo eficiente es un correo autofinanciable", dijo y señaló que serán cuatro líneas de acción a seguir para sacarlo del atraso y de la ineficiencia:

La primera, que sea autosuficiente y que cuente con una oficina en cada municipio del país. De hecho, anunció la ampliación de los horarios de las oficinas postales, que ahora abrirán de lunes a sábado, y la promoción de la eficiencia de los empleados a través de incentivos al buen desempeño y a la productividad, lo que se traducirá en un aumento importante de la capacidad de procesamiento y entrega de la correspondencia.

En la medida en que apoyemos y mejoremos el servicio, dijo, también crecerá la cartera de clientes y los ingresos del correo; y si seguimos trabajando con ahínco y con dedicación para rescatar el correo del abandono, generará no sólo un mejor servicio, sino que prescindirá en el mediano plazo de otras aportaciones, porque los servicios del correo son generadores de ingreso.

La segunda, que cada oficina no sólo ofrezca servicio postal, sino servicios financieros y de telecomunicaciones como acceso a internet de banda ancha para toda la población.

La tercera establece que el Servicio Postal se consolide como la red de distribución más amplia del país, con más y mejores recursos materiales y humanos. Incluso dio a conocer que ya se ha entregado una flotilla de nuevos camiones, camionetas, motocicletas y bicicletas para los carteros, que ha representado un incremento promedio de 40% del parque vehicular de la institución en los últimos meses.

La cuarta señala un incremento del número de carteros, lo que implica que para finales de este año se habrán contratado mil 500 carteros adicionales, y de aprobarse el Presupuesto de 2008, se contratarán más de 3 mil empleados el próximo año.

En el evento, el Presidente realizó el acto de cancelación del timbre postal conmemorativo del Día del Cartero.

A su vez, Purificación Carpinteyro, directora general de Sepomex, dijo que, por décadas, trabajadores y sindicato vieron con impotencia y frustración el paulatino deterioro de la situación económica y laboral del correo. "Creyeron en promesas de cambio y durante décadas vieron morir su esperanza, porque los cambios jamás llegaron y la sociedad también los olvidó pensando que las nuevas formas de comunicación electrónica desplazarían la necesidad del correo, que el correo estaba destinado a la extinción y que sólo era cuestión de tiempo".

"El correo está hoy listo para el despegue, sin que para ello se requiera de subsidios impensables en un país con necesidades tan apremiantes como el nuestro", dijo.

Nos comprometemos a mejorar nuestro desempeño, a modernizarnos, a adecuarnos a los tiempos y a enfrentar los cambios con oportunidades, manifestó.