Foto: AP
Animal Político
La detención del líder de la banda de sicarios "La Línea", José Antonio Acosta Hernández, ha causado revuelo en la prensa internacional debido a que el sicario mayor admitió haber ordenado más de mil 500 asesinatos
La mayoría de los medios retomaron la noticia y abordaron los detalles del líder de la banda de sicarios que trabaja para cárteles como el de Juárez, mientras se cree que trabaja también en alianza con Los Zetas.

BBC, en el Reino Unido, publicó que el gobierno de México informó que el criminal de 33 años confesó las órdenes para asesinar millar y medio de personas, entre los cuales se encontraban la muerte de la trabajadora del consulado de Estados Unidos en  Ciudad Juárez y su esposo, ocurrido el año pasado.

Según el medio oficial británico Acosta Hernández , "El Diego", es una figura central en el cártel de Juárez, la ciudad más violenta de México y del mundo, con más de 3 mil asesinatos en 2010.

Huffington Post puso énfasis en que la captura de Acosta Hernández, es la más grande desde que en abril de 2010 Felipe Calderón desplegara 5 mil policías en la ciudad fronteriza. "El Diego" fue capturado en la ciudad de Chihuahua, pero su arresto fue anunciado hasta el domingo cuando fue presentado a la prensa.

 The Guardian agregó que Acosta construyó un imperio criminal, no sólo liderando la banda de sicarios, sino  extorsionando negocios  y secuestrando por grandes sumas como rescate, según afirmó Tony Payan, un experto en la guerra contra las drogas en la Universidad de Texas en El Paso. "Estos son los sicarios y el brazo financiero del Cártel de Juárez."

The Globe and Mail afirmó que Payán que el pasado policíaco de Acosta explica cómo es que el cártel puso recolectar información de inteligencia usando de informantes entre las policías locales. El arresto de "El Diego" podría reducir el número de muertes en Juárez, donde más de 3 mil homicidios fueron registrados el año pasado. "Era un administrador que hacía él mismo las cosas, lo que prácticamente lo implicaba  en la administración y organización, haciendo revisión de todas las actividades y cada asesinato", afirmó Payán.

LA Times recordó que el capo arrestado, supuesto líder de "La Línea", pudo haber sido quien ordenó el ataque con un coche-bomba en julio del año pasado en Juárez que mató a cuatro personas. Esta banda de sicarios, según el diario angelino, estaría conformada por policías desertores de Chihuahua que se habrían convertido en sicarios. El grupo controla buena parte de una de las principales rutas de trasiego de droga hacia EU en la zona oeste de México. Previo a la detención, el gobierno ofrecía 15 millones de pesos de recompensa.

The Washington Post estimó que esta detención podría debilitar más aún al cártel de Juárez, el cual "ya había sido muy golpeado recientemente". El cártel dirigido supuestamente port Vicente Carrillo Fuentes, había estado perdiendo importantes posiciones frente al Cártel de Sinaloa, encabezada por "El Chapo" Guzmán, durante una batalla que acumulaba ya tres años y muchas muertes en la búsqueda de conquistar los corredores de contrabando de la ciudad. Sin embargo, Carrillo Fuentes y el supuesto teniente número uno, Juan Pablo Ledezma, permanece prófugo.

The New York Times publicó que Acosta enfrenta una investigación en EU sobre la conexión con el tiroteo en el que murió la trabajadora del consulado de Juárez y su esposo, que trabajaba en la cárcel de El Paso, Texas. Al principio, la policía de EU había afirmado que se trataba de un error en la identidad de  lo que provocó el ataque. Además, la policía mexicana dijo en enero de 2010 que Acosta ordenó abrir fuego en una fiesta en Juárez, en la colonia Villas de Salvárcar, donde 16 jóvenes sin nexos con el trasiego de drogas perdieron la vida.

Finalmente, Al Jazeera publicó la nota de agencias y realizó un video: